Capturan a taxista acusado de violar a su hija en Santa Marta

El hecho sucedió en el barrio La Lucha de Santa Marta, en donde una menor, de tan solo nueve años, al parecer fue agredida sexualmente por su padre, identificado como Edgar Martínez.

La ciudadanía magdalenense que no se repone del hecho sucedido en el municipio de Tenerife, donde un hombre abuso de una menor de tres años y quien permanece recluida en el hospital San Luis de León de Plato, se enteró de un nuevo caso de maltrato intrafamiliar. En esta ocasión, se trataría de un hombre, identificado como Edgar Martínez, quien habría agredido sexualmente a su hija de nueve años.

“Mi nieta a eso de las seis de la tarde le pidió a su mamá que la dejara ir a donde sus hermanos que viven aquí cerca, y es lo más lógico que ella vaya donde sus familiares, pero cuando regresó como una hora después, de inmediato se fue al baño llorando. La mamá se le fue atrás y le preguntó qué le había pasado y por qué sangraba. La niña primero dijo que era su hermano, pero la mamá le insistió y, en medio del llanto y asustada, señaló que había sido su papá quien la había tocado” contó en medio de la rabia, la abuela de la menor, Nebis Martínez.

(Lea aquí: Abusan de una menor de cuatro años en Tenerife, Magdalena).

La denuncia fue hecha ante la Policía a las 11 de la noche. Esa demora dificultó la captura, sin embargo, un operativo de inteligencia de la fuerza uniformada, terminó en la mañana de este martes con la captura de Edgar Martínez, a quien al parecer algunos familiares lograron esconder durante toda la noche.

“Este es un nuevo caso que nos llena de tristeza y enfado, ¡Por Dios! A quién se le puede ocurrir atacar a una menor que es su propia hija, esto es lamentable, pero también un mensaje duro y directo de que debemos proteger a la familia y denunciar cualquier caso sospechoso, como también, hacernos un análisis de nuestro comportamiento en la sociedad” ,dijo a El Espectador el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Gustavo Berdugo.

Esta mañana, las autoridades de Policía despistaron a la comunidad del barrio La Lucha, sacando por un lado distinto en donde tenían la camioneta en donde supuestamente se llevarían al presunto violador, a fin de evitar que la comunidad lo agrediera.