Habitante de calle dejó a su hijo recién nacido en hospital de Santa Marta

El bebé fue trasladado a la sala neonatal de cuidados intensivos por padecer una leve neumonía.

Foto de referencia. Pixabay

La semana pasada, una joven habitante de calle fue ingresada al Hospital Universitario Fernando Troconis con dolores de parto. El bebé fue trasladado a la sala neonatal de cuidados intensivos por padecer una leve neumonía. Sin embargo, logra mejorarse. 

Pocas horas después de haber dado a luz la madre sentenció en el hospital: “Me voy, no soporto más estar aquí sin drogas, les dejó el niño, me voy a la calle, allá se me va a morir, es mejor que ustedes lo cuiden aquí” y salió del hospital. 

Lea: Edificio de la ESAP en Santa Marta es un “elefante blanco”: Contraloría

La historia la relata Ingrid Padilla, secretaría de promoción social de la alcaldía de Santa Marta, quien contó que la joven tenía un seguimiento por parte de la vigilancia de los habitantes de calle y que a pesar de que nunca permitió que la examinara un médico la entidad tenía ciertos cálculos que permitieron saber cuando debía ser el parto. 

“Dentro de todo este drama hay que decir que esta niña llevo consigo a su hijo durante 34 semanas y pudo nacer en el lugar adecuado. En el Hospital Fernando Troconis se le brinda toda la atención al recién nacido para que salga adelante y esperamos en coordinación con el ICBF conseguir un hogar sustituto”, cuenta Padilla. 

La funcionara también dijo que Vanesa quería irse al día siguiente de haber dado a luz, pero la convencieron señalándole que el pequeño la necesitaba. A pesar de eso, la joven se marchó el día de ayer porque, aseguraba, no podía aguantar más en el hospital. 

La condición de drogadicción de Laura Vanesa es extrema. Conoce quien es el papá de su hijo y  asegura que no le interesa el ofrecimiento hecho por la política pública que consiste en llevarlos a un hogar de paso, que acuda a un centro de rehabilitación o el programa de plan retorno a donde sus familiares”, agregó la funcionaria.

El bebé estaría bajo el cuidado del hospital durante los próximos tres meses a fin de descartar cualquier enfermedad heredada de su madre. El Instituto de Bienestar Familiar ya encargó a un defensor de familia para el caso y una ciudadana colombiana se ha ofrecido a adoptarlo.

Tomas Diazgranados, director del hospital, manifestó que el pequeño está en buenas manos y que se hace todo lo pertinente para darle calidad de vida en sus primeros días de nacido. “Esa es nuestra misión: preservar la vida y con este pequeño lo estamos cumpliendo, es el 'pechichón' de todos en la sala de neonatos, así que cariño no le falta, le sobra, así que ante este panorama el hijo de Laura Vanesa, parece que puede tener un destino distinto al de su madre”.