Sierra Nevada de Santa Marta tendrá la biblioteca indígena más grande de Colombia

La construcción del Centro de Memoria – Biblioteca Indígena de Simonorua beneficiará a la comunidad ancestral arahuaca.

Archivo

Con una inversión de más de 1.300 millones de pesos, el Ministerio de Cultura impulsó la construcción de un centro de memoria indígena que estará ubicado en la comunidad de Simonorua, en la Sierra Nevada de Santa Marta. Cerca de esta se encuentran varios asentamientos de indígenas arahuacos, quienes serán los futuros beneficiarios.

Este centro contará con la biblioteca étnica más grande del país y su construcción tendrá una duración de diez meses, así lo aseguró el Ministerio de Cultura al firmar el convenio interadministrativo con el resguardo indígena de la comunidad arahuaca. Lea también: ONU y empresas colombianas crean programa para capacitar a caficultores.

José María Arroyo, gobernador del pueblo arahuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta, reiteró que “este proyecto ayudará a preservar nuestras tradiciones”. A su vez, afirmó que “las próximas generaciones deben conocer y aprender de las tradiciones de nuestros antepasados”.

Por su parte, Reinel Villafañez, líder indígena de la comunidad arahuaca de la cuenca de los ríos Don Diego y Palomino en el límite entre Magdalena y Guajira, advirtió, en entrevista con El Espectador, que estas intervenciones son muy valiosas, siempre y cuando “sean cosas que vayan a fortalecer la cultura indígena, que estén conectadas con sus raíces, con lo que uno es, para sentirse orgulloso”.

Uno de los más grandes retos que tiene la comunidad, según Villafañez, es la autonomía territorial. “No necesitamos plata o cosas técnicas para meterle a las fincas, solo necesitamos la libre función y la autonomía de nuestras tierras y ejercer libremente nuestra espiritualidad”, manifestó. Le puede interesar: Indígenas enfrentan a la Unión Sindical Obrera

Consuelo Gaitán Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia, aseguró que “gracias a estos centros culturales se conservarán las expresiones culturales y de sabiduría de todo un pueblo, quienes tienen un vasto conocimiento en el área de la agricultura, de la cosmología, de las artesanías, entre otras”.

Con el objetivo de preservar la arquitectura ancestral y la relación de las edificaciones indígenas con el medio ambiente, el Centro de Memoria Indígena y la Biblioteca Indígena serán construidos respetando la tradición arahuaca.