Vendedores en Ciénaga no se quieren mudar al nuevo mercado

Esperaron 13 años para la entrega de la Central de abastos y ahora se niegan a trasladarse. El 9 de enero, la administración del municipio de Magdalena, estableció un término de 48 horas para que los comerciantes se trasladaran al sitio, pero solo lo hicieron 200 de un total de 608 que tienen su espacio asignado.

Imagen de referencia.Pixabay

Por fin, luego de 13 años, a los vendedores que ocupan el espacio público en Ciénaga, Magdalena, les fue entregado el predio donde operará el nuevo mercado, lugar al que serían reubicados. El problema es que ahora muchos no quieren trasladarse.

La construcción del predio inició en 2004 y en 2016, sin señales de pronta entrega, ya se creía que era un ‘elefante blanco’. Sin embargo, en diciembre de 2017 las obras finalizaron y se esperaba que el mismo mes los 608 vendedores con espacios asignados llegaran al lugar.

Pero, según informó el diario El Heraldo, los comerciantes solicitaron un compás de espera, a través de un derecho de petición, argumentando que diciembre es un mes de ingresos significativos.

Enero sería, entonces, el mes de la esperada reubicación, con la cual se recuperaría el espacio público en las calles 18 y 19, la carrera 6 y la zona aledaña a la troncal del Caribe, entre carreras 5 y 8. No obstante, los vendedores continuaron poniendo trabas al tema.

El 9 de enero, de acuerdo con lo reportado por el portal La Lupa Ciénaga, en una audiencia pública 16 comerciantes presentaron sus quejas, indicando que el lugar no reúne las condiciones adecuadas para la actividad comercial que ellos cumplen.

Problemas de salubridad, como la permanencia de palomas y murciélagos en el sitio, además de la inseguridad en el sector y el incumplimiento de una supuesta promesa hecha por el alcalde, Edgardo Pérez, sobre la entrega de un capital semilla, fueron algunos de sus argumentos.

Tras las quejas, la secretaria de Gobierno del municipio, Lourdes Peña, les solicitó que se ubicaran en el lugar para luego atender cada una de las inquietudes presentadas, propuesta que no aceptaron.   

Finalmente, en la audiencia quedó establecido un término de 48 horas para el traslado voluntario a las instalaciones, el cual ya se venció. “Por tanto, la administración municipal queda en libertad de realizar diligencia de restitución de espacio público, si es necesario con la fuerza pública”, informó el inspector Wilmer De la Hoz al diario El Heraldo.

En la construcción del nuevo mercado, en el que los comerciantes ofrecerían condimentos, sazonados, refresquería, bodegas, electrónicos, graneros, herboristería, productos lácteos, pescado, entre otros, se invirtieron $15.654 millones, valor que incluye la interventoría en cada proceso contractual distribuido en cada una de las administraciones municipales.