Maltrato, abuso sexual y trabajo infantil ahora se pueden denunciar en línea 141

Un equipo de psicólogos, abogados, trabajadores sociales y especialistas en derecho de familia, entre otras disciplinas, atenderán las llamadas y brindarán respuesta.

Pixabay

Desde este lunes los colombianos tienen disponible la nueva línea gratuita 141 dedicada exclusivamente para denunciar y pedir orientación en casos de maltrato infantil, violencia sexual, acoso escolar, trabajo infantil o consumo de sustancias psicoactivas, “entre muchas otras situaciones que amenacen o afecten la vida e integridad de un niño, niña o adolescente”, eso incluye por ejemplo la manipulación de pólvora, informó el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

“La línea 141 es para denunciar pero también es para orientar”, agregó la directora de la entidad, Cristina Plazas. Un calificado equipo de psicólogos, abogados, trabajadores sociales y especialistas en derecho de familia, entre otras disciplinas, atenderán las llamadas y brindarán respuesta oportuna a sus interlocutores, sin importar su edad. Se puede marcar a esa línea desde cualquier parte del país y desde un teléfono fijo o celular, y estará disponible las 24 horas del día, los 365 días del año. 

“Solicitamos una línea de fácil recordación, para que a los niños les quedara mucho más fácil denunciar. Por eso la importancia de esa línea: una línea fácil, de tres números para que pueda ser utilizada por niños niñas jóvenes y adultos. Queremos que todo el país sepa que tiene una herramienta fundamental no solo para denunciar sino también para prevenir cualquier delito o vulneración de los niños y niñas”, agregó Plazas.  

Este lanzamiento se da un día después de que Yuliana Samboni, una niña de siete años, fuera hallada en un apartamento de Bogotá tras ser raptada, con signos de estrangulamiento y abuso sexual. El ICBF espera que esta nueva herramienta contribuya a unir esfuerzos para que casos como el de esta menor no se repitan.

“Estamos todos los colombianos con un gran dolor en el alma y con el corazón roto. Un país que sueña con la paz no puede seguir vulnerando los derechos de los niños de esta manera y por eso hacemos un llamado a todos los colombianos para que de verdad logremos proteger a todos los niños del país”, concluyó la directora.

La línea 141 contará con el apoyo permanente de agentes de la Policía de Infancia y Adolescencia, preparados para actuar oportunamente en casos de emergencia. Este año el ICBF ha recibido más de un 1.950.000 llamadas en sus líneas de atención, es decir un promedio de 6.000 llamadas diarias provenientes de todo el país. De todos los casos, cerca de 35.000 corresponden a denuncias de amenaza o vulneración  de los derechos de niños y adolescentes.

Según el ICBF, cada día en Colombia 22 niñas son víctimas de violencia, y cada 11 mueren por causas violentas.