MANE llamará a nuevo paro estudiantil nacional

Los estudiantes planean movilizaciones para socializar su propuesta de reforma a la educación superior: insisten en gratuidad y piden que Icetex haga préstamos sin intereses.

Los estudiantes del país planean nuevas manifestaciones para septiembre, con el ánimo de volver a unirse en torno a su propuesta de reforma. / Archivo
Los estudiantes del país planean nuevas manifestaciones para septiembre, con el ánimo de volver a unirse en torno a su propuesta de reforma. / Archivo

“Un día le contaré a mis hijos que un 3 de junio de 2013 aprobamos la primera ley de educación construida por estudiantes... Y yo estuve ahí”. Con este tuit Sergio Fernández, vocero de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE), anunció el fin del encuentro que durante tres días sostuvieron cerca de 2.500 estudiantes de todo el país en las instalaciones de la Universidad de Antioquia, en Medellín. De esta reunión salió la propuesta para reformar la educación superior que los estudiantes presentarán al Gobierno y al país.

“Lo que nos queda es sentarnos, reunir esos consensos y plasmarlos en el articulado definitivo”, asegura Álvaro Forero, también vocero nacional de la MANE. Una de las propuestas que contemplará ese articulado es que en todos los órganos de decisión de las instituciones de educación superior deberá haber espacios donde la comunidad educativa tenga una presencia mayoritaria. “Hoy, en el consejo superior universitario de la mayoría de universidades públicas, el estudiantado no tiene más del 15% de representatividad, y más del 60% son órganos externos. Queremos que eso cambie, que los profesores, estudiantes y trabajadores tengamos la capacidad de elegir en esos espacios”, explica Forero.

La reforma que plantean los estudiantes reitera la necesidad de que la educación pública en Colombia sea gratuita, pero reconoce que es una idea que no puede hacerse realidad de un día para otro sino que debe “avanzar progresivamente, con esfuerzos reales”. “En un plazo entre cinco y ocho años se deben empezar a cumplir unas metas muy concretas que lleven a esa gratuidad, que no sólo contempla la matrícula cero, sino que debe ir acompañada de un aumento en la calidad, en la infraestructura, en las coberturas, en los niveles de bienestar universitario”.

Una propuesta más: la creación de un órgano máximo de discusión en el sistema, que será el Congreso Nacional Universitario, “un escenario amplio donde participen todos los actores, y a partir de esas discusiones colectivas se planteen unas políticas generales”, dice Forero, y agrega que de se ese gran órgano se desprenderían otras organizaciones, por ejemplo, un sistema nacional de bienestar universitario.

Además, la MANE le propondrá al Ministerio de Educación la creación de una mesa de diálogos permanentes, y para inaugurarla llevará unas “exigencias” concretas que, según ellos, pueden cumplirse de inmediato. Piden que los préstamos que realice el Icetex se hagan “sin tasa de interés” y que se renegocien las deudas existentes, de manera que a aquellas personas que hayan pagado el capital inicial prestado pueda condonárseles la deuda. A la propuesta, que ya había sido formulada en el pasado, el Icetex ha respondido que el Gobierno ha avanzado en medidas importantes al entregarles este beneficio a los estudiantes más vulnerables: desde 2010 los estratos 1, 2 y 3 tienen una tasa de interés cero.

Los estudiantes exigen, además, la desmilitarización de las universidades. Aunque en el país no puede decirse que exista una institución de educación superior con presencia permanente de las fuerzas militares, dirigentes como el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo Valderrama, han defendido su presencia cuando esté en riesgo la integridad de las personas.

El regreso de la MANE a las calles, a las manifestaciones, a los actos públicos, también fue tema de discusión el pasado fin de semana. Según el cronograma pactado, el 29 de agosto se realizará una gran movilización nacional y entre los días 11 y 15 de septiembre se planificarán unas jornadas especiales para socializar su propuesta y para hacer un llamamiento a un nuevo paro nacional universitario.

“Defenderemos esta ley con movilizaciones —concluye Álvaro Forero—, que es la forma más efectiva, de la que más sabemos, para mostrarle a la gente nuestras ideas y para exigirle al Gobierno que sean tenidas en cuenta”.

Temas relacionados