Manizales: con lluvia, pero sin agua

Derrumbe dejó sin suministro al 80% de la ciudad y el líquido se entrega en carrotanques. Fenómeno de La Niña apenas comienza.

El fenómeno de La Niña apenas está en su fase de formación, según lo confirmó el director del Ideam, Ricardo Lozano Picón, y Manizales ya siente los fuertes estragos de la ola invernal. Desde el miércoles quedó sin suministro de agua y se estima que el corte irá hasta el domingo.

Un derrumbe destruyó dos tubos madre de la bocatoma principal y dejó sin servicio de agua al 80% de la ciudad. Los daños están avaluados en $400 millones, tanto en la planta de producción como en la de conducción. Por esta razón, las autoridades suspendieron las clases hasta el martes.

El problema es más grave si se tiene en cuenta que otra de las plantas de tratamiento de agua de la ciudad, la red alterna de suministro, también está fuera de servicio desde hace un año. En la temporada invernal del año pasado otra avalancha dañó las tuberías.

Las autoridades estiman que se necesitan tres días para tener una solución, pero el riesgo de deslizamiento en la zona del daño genera incertidumbre sobre el avance de los trabajos. Según Álvaro Andrés Franco, gerente de Aguas de Manizales, “la montaña se sigue moviendo y en cualquier momento pueden presentarse más deslizamientos”.

Por ahora, el suministro se hace con carrotanques, que distribuyen el líquido en 21 sectores de la ciudad, tres veces al día. La prioridad está en atender a 43 mil habitantes en centros de salud y en las cárceles. Para hacer frente a la emergencia, la Alcaldía contrató 18 carrotanques y espera que hoy lleguen 12 más. Sin embargo, se necesitan 80, y varias plantas de agua, para atender la emergencia hasta el 28 de octubre.

Las primeras ayudas ya empezaron a llegar. La Dirección de Socorro de la Cruz Roja envió dos plantas potabilizadoras, con capacidad de generar 40 mil litros diarios, y cuatro tanques para almacenar 40 mil litros diarios más. A estos se suma una planta enviada por el Acueducto de Bogotá.

El Ejército movilizó ocho carrotanques; la Defensa Civil, otros tres. La Policía presta apoyo con una planta de tratamiento con capacidad de producir 35 mil litros de agua potable por hora.

Según Iván Mustafá, viceministro de Agua, quien estuvo en la ciudad, la intención inmediata es suministrar agua para 400 mil habitantes. “Es importante que la gente adquiera el hábito de hervir el líquido”, aclaró.

Este golpe, que sufre Manizales por la temporada invernal, se suma a su grave problema con la vía a Bogotá, cuyo paso sigue siendo restringido por culpa de los deslizamientos, y al cierre constante del aeropuerto por lluvias.

Según el director del Ideam, los efectos del fenómeno de La Niña apenas se sentirán con fuerza en diciembre y se extenderán hasta marzo. Se esperan precipitaciones por encima del promedio, que generarán riesgo de deslizamiento en 18 de los 32 departamentos del país. Es decir, el panorama se complicará más.

 

últimas noticias