Mapa de los sonidos de la ciudad

La tesis de grado de un estudiante de Formación Musical de la Universidad El Bosque, aportó 200 registros al Mapa Sonoro de Colombia.

Archivo
Archivo

El sonido de los aviones despegando. Los carros pitando. Los buses y los automóviles frenando o acelerando en avenidas como la Boyacá. Sonidos que enmascaran otros que generalmente no percibimos pero que hacen parte de nuestra cotidianidad. Y otros más que se desvanecen con el tiempo.

¿Cómo cambian las ciudades y sus sonidos? De esta inquietud se desprendió el trabajo de un estudiante de la Universidad del Bosque que registró 200 sonidos bogotanos, que harán parte de la Fonoteca de la Radio Nacional de Colombia, como parte del mapa sonoro del país.

Se trata de una suerte de radiografía de las vivencias de la ciudad, de lo que pasa en las calles. Desde el aullido de un perro en la Plaza de Bolívar que pareciera estar pidiendo agua, hasta el sonido del tren a vapor que poco a poco deja de circular y sólo lo hace los domingos. Una especie de registro de la realidad bogotana, con la intención de aportar a la historia de la capital.

Édgar Castro realizó un trabajo de campo de dos meses recorriendo lugares seleccionados en el norte, sur, oriente y occidente de la ciudad. La tarea fue seguir el rastro de cuatro grupos: el tráfico (motos, camiones, paraderos, estaciones y automóviles); las conversaciones en los centros comerciales, bares, restaurantes, el comercio; las bibliotecas, el aeropuerto y los hospitales y finalmente las plazas, parques, la naturaleza, los animales, el viento, los espectáculos públicos y la lluvia.

El sonido del tráfico es el que predomina en la ciudad desde la mañana hasta las 10:00 pm., como cuenta Castro luego del largo proceso de grabaciones "captando la realidad del espacio sonoro", como él mismo lo explica. Su idea fue registrar distintos ambientes de Bogotá como las vivencias de las calles, los personajes y sonidos típicos como el tren a vapor, el teleférico, las avenidas -Caracas, Boyacá, Séptima- , la Plaza de Bolívar, Lourdes, las campanas de la iglesia -Nuestra Señora de Chiquinquirá-, entre otros.

Castro, quien realizó su trabajo como parte del programa de Formación Musical, contactó a la Radio Nacional de Colombia, les presentó su proyecto y entregará los sonidos para que cualquier ciudadano pueda utilizarlos en proyectos de sonido en radio, música o televisión, por ejemplo, sin ningún costo.
Muchas de estas muestras sonoras revelan el valor patrimonial de la ciudad, para que las futuras generaciones puedan acceder a la menoría auditiva de la capital.

Temas relacionados