Más de 750 vehículos retornarán tras reapertura de frontera con Venezuela

Solo estará permitido el paso de vehículos de carga y transporte público durante seis horas.

1:00 p.m. es la hora señalada. Cientos de conductores de vehículos de carga y transporte público aguardan en los pasos fronterizos entre Colombia y Venezuela hasta que sea abierta durante cinco horas, hasta las 6:00 p.m., para que puedan regresar a sus lugares de registro. Los vehículos deberán pasar sin ningún tipo de carga.

Se espera que, aproximadamente, por los pasos fronterizos de Paraguachón, (La Guajira), Cúcuta (Norte de Santander), y Arauca (Arauca), transiten unos 750 vehículos: unos 250 colombianos y cerca de 500 de Venezuela, que se encuentran del otro lado luego del cierre de los límites entre ambos países, decretado por el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, hace cerca de seis meses. La Cancillería colombiana indicó que la habilitación de los pasos será exclusivamente para el retorno de los vehículos a sus lugares de registro, es decir, continuará restringido el tránsito normal.

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores elevó un llamado a los propietarios de los vehículos que se verán beneficiados con la apertura temporal de las fronteras, para que tengan todos los documentos al día en el momento de realizar el retorno. Esto es, la tarjeta de propiedad del vehículo, el SOAT y el certificado de emisión de gases, de ser requerido.

El pasado 21 de agosto, el presidente de Venezuela tomó la decisión de cerrar las fronteras, aduciendo problemas de inseguridad por cuenta de los colombianos que pasaban a su país. Así mismo, Maduro usó como argumento el combate del paramilitarismo colombiano que, según él, se había apoderado de su territorio.

Tras la decisión unilateral tomada por el gobierno del vecino país, más de 20 mil ciudadanos colombianos que vivían en Venezuela fueron obligados a abandonar sus viviendas. Desde el Palacio de Miraflores se dio la orden de hostigar a los connacionales, a tal punto de exigir la demolición de las casas que habitaban. Estas, finalmente eran marcadas por la Guardia Nacional de venezuela con determinadas letras, con el fin de diferenciarlas de las demás.