Más de mil indígenas se desplazaron del Alto Baudó por amenzas de Eln

Desde el 30 de octubre, familias del Chocó han migrado de sus comunidades luego del asesinato del gobernador Aulio Isararama Forastero el 24 de ese mes.

Imagen de referencia.Tomada de www.javeriana.edu.co

No para la tragedia de los indígenas en Chocó. Hasta 1.142 se elevó el número de integrantes de un resguardo que desde el 30 de octubre  se vieron obligados a desplazarse tras el asesinato de Aulio Isararama Forastero, gobernador de la comunidad Catrú Dubasa Ancoso, en el Alto Baudó.  Así lo reveló este viernes la Organización de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA). 

Los recientes desplazamientos están relacionados con el caso de Isararama, quien murió a manos de la guerrilla del ELN el 24 de octubre.

Lea más: No cesan crímenes de líderes sociales: asesinan a gobernador indígena en Chocó.

Los 1.142 indígenas desplazados forman parte de 248 familias de 18 comunidades del resguardo Catrú, Dubasa y Aconsó, todas ellas en el municipio de Alto Baudó, en el oeste del departamento del Chocó, detalló la OCHA en un comunicado.

Todo comenzó con el homicidio del gobernador indígena de la comunidad Catrú Dubaza Ancoso y las amenazas provenientes del Eln. Debido a esto los indígenas empezaron a migrar desde el 30 de octubre a diferentes municipios donde no cuentan con albergues. 

Los lugares a donde han migrado las familias según la Unidad de Atención y Reparación Integral a Víctimas (UARIV) son la comunidad Catrú en Alto Baudó en donde recibieron 229 grupos familiares; el Medio Baudó, con 16 y la Unión Panamericana, con 3. Estos desplazamientos han generado situaciones de hacinamiento en las zonas  la dispersión en estos tres sitios no permite la recolección de información para un censo.

"Es el tercer desplazamiento masivo presentado este año en este municipio. En marzo se registraron dos eventos con más de 1.000 afrocolombianos desplazados por la misma causa" se lee en el informe de OCHA.

La UARIV, el 11 de noviembre, hizo entrega de kits alimenticios con una duración de 15 a 20 días a las familias del Alto Baudó. También se estima que en los próximos días se realice una jornada de salud en conjunto con la Defensoría del Pueblo y la Institución Prestadora de Servicios de Salud (IPS).

"El Consejo Noruego para Refugiados (NRC), Diakonie Katastropenhilfe, y Corporación Infancia y Desarrollo se encuentran en la zona realizando intervención complementaria en agua, salud (atención psicosocial), educación en emergencias y apoyando las rutas de acceso para toma de las declaraciones a la totalidad de las familias desplazadas", se observa en en el informe.

En los próximos días, entidades como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) harán presencia en el territorio para buscar acciones concretas que aseguren la seguridad alimentaria y nutricional; y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP) llegará para hacer monitoreo sobre la situación de conflicto armado en la zona.