Más de siete toneladas de basura fueron recolectadas en jornada de limpieza al río Atrato

La campaña de limpieza al tercer río más caudaloso del país, que comenzó por iniciativa de dos turistas, culminó con más de siete toneladas de basura, entre las que se cuentan colchones, electrodomésticos, ropa, vidrios, entre otros objetos.

En 2017, la Corte Constitucional declaró al río sujeto de derechos y el Ministerio de Ambiente fue designado como representante legal de los mismos. Tomada de Twitter: Fuerzas Militares Co

Este lunes 11 de febrero culminó la jornada de limpieza en el río Atrato, Quibdó, que duró cinco días, y comenzó por iniciativa de una pareja de turistas. Andrea Catalina Morales, de nacionalidad colombiana, y Bulent Arslan, de Turquía, ambos trabajadores de la empresa Champa Mía, iniciaron labores el jueves 7 de febrero ante la cantidad de basura y contaminación a orillas del río.

“Estas zonas tienen el problema del consumismo y la falta de apropiación de su propio río y su naturaleza. Invitamos a la comunidad a que se una, y a las organizaciones a respetar las aguas y cumplir su labor”, dijo Morales.

En los días siguientes, algunos habitantes y organismos de control se sumaron a la campaña. En entrevista con CNC Noticias, el secretario de Medio Ambiente de Quibdó, Yarlinton Agualimpia, dijo: que la situación “es un llamado de atención que nos están haciendo para que mantengamos nuestra playa y al municipio limpios.”

El funcionario aseguró que se están ejecutando campañas de sensibilización, pero que también debe ser una acción conjunta con la comunidad.

Lea también: El regreso del río Cauca

Asimismo, Henny Yulieh Palacios, coordinadora de Red Jóvenes en Ambiente, resaltó la importancia de mantener las fuentes hídricas limpias. “Ahora que tendremos el fenómeno de La Niña, las inundaciones van a ser mucho más precarias si hay obstrucción. El río es nuestra fuente de vida y alimentos, si lo matamos, nos matamos nosotros mismos”.

La jornada de limpieza al tercer río más caudaloso del país culminó con la recolección de más de siete toneladas de basura, entre las que se cuentan colchones, electrodomésticos, ropa, vidrios, entre otros objetos.