Visita del papa Pablo VI a Colombia en 1968

Más de un millar de desmayados en la primera visita de un papa a Colombia

Más de un millar de personas sufrieron desmayos y asfixias durante la multitudinaria recepción tributada a su santidad Pablo VI el 22 de agosto de 1968.

Referencia / Archivo El Espectador

Todos estos casos, ocurridos especialmente en la Plaza de Bolívar y en el Campo Eucarístico, fueron atendidos por personal de la Cruz Roja Juvenil, cuyos puestos de socorro y primeros auxilios se encuentran distribuidos en los sitios más concurridos de la capital de la República. (Vea el especial de la visita del papa Francisco a Colombia) 

Eficacia y prontitud

Momentos después de que el Sumo Pontífice hizo su arribo a la Plaza de Bolívar, numerosas personas tuvieron que ser atendidas por los miembros de la de la Cruz Roja, debido a los desmayos y asfixias que sufrieron al ser aprisionadas por la multitud.

Un vocero de dicha institución informó anoche que solamente en dicho lugar habían sido prestados 631 auxilios de distinta clase.

Explicó, así mismo, que todos estos pacientes se recuperaron en forma rápida y que no hubo necesidad se hospitalizaciones.

Sistemas utilizados

Los auxilios necesarios fueron prestados mediante aplicación de máscaras de oxígeno, fricciones con alcohol, masajes y ejercicios para producir respiración artificial.

Aparte de los desmayos y asfixias se produjeron muchos otros casos de histerismo, ataques cardíacos, dolores de cabeza y lesiones leves, los cuales, al igual que los anteriores fueron atendidos oportuna y eficazmente por el personal mencionado.
 

En el templete

Algo similar ocurrió auer en la tarde en el Campo Eucarístico durante la ceremonia de ordenación de 161 sacerdotes y 41 diáconos, presidida por el Santo Padre.

Según se logró establecer, los casos de desmayo se registraron con mayor intensidad entre las personas que desde las primeras horas de la mañana se habían trasladado a templete para ocupar los puestos más próximos al jefe de la cristiandad.
 

Mil casos más

Un vocero de la Cruz Roja Juvenil informó que durante los días 18, 19, y 20 de agosto habían sido atendidos 1.196 casos de distinta clase en diversos sectores de Bogotá. La misma persona informó que las intervenciones más frecuentes habían sido por Cólicos abdominales, amigdalitis, tensión arterial, disnea causada por la altura, infartos, angina, laringitis, faringitis, asma, diarrea, sicosis y neurosis.

La mayor parte de estos auxilios fueron prestados en el Campo Eucarístico, en donde primó la asistencia de peregrinos durante la iniciación el Congreso.
 

Colombianos en su mayoría

Según la misma fuente, la inmensa mayoría clientes pertenecen al sexo masculino y son de origen colombiano. Los extranjeros solamente registraron un porcentaje aproximado al 20 por ciento.

El vocero de la Cruz Roja expresó finalmente que los casos atendidos habían sido realmente de carácter leve y que solo se harían ordenado unas pocas hospitalizaciones.
 

*Este artículo fue escrito por Hernan Unas y publicado el 23 de agosto de 1968 como registro de la visita de Pablo VI a Colombia.