‘Lo más duro es superar los olores que vienen con un bebé’

Antonio Sanint descifra la mente masculina y el rol de padre a través de sus experiencias y de las costumbres generacionales.

Antonio Sanint presenta por estos días su ‘stand up comedy’, “Lo que todo hombre siempre quiso saber y su papá nunca le explicó”, en el teatro La Castellana. / Liz Durán

¿Cuándo un hombre se da cuenta de que la mujer que está a su lado será la madre de sus hijos?
Cuando la ve por primera vez y piensa: esa es la mamá de mis hijos, y esa noche cuando se recuesta en la cama, mira al techo y no puede dejar de sentirse elevado.

¿Cuál es el mejor momento para ser papá?
Todos son únicos y muy especiales, pero cuando uno como papá se siente útil y necesario en la vida de ellos se siente pleno.

¿Qué define al papá colombiano?
Un hombre que se muere por su familia, pero que le cuesta dejar de ser el prototipo del macho.

¿Cómo recibió la noticia de que sería papá?

Me alegré enormemente. Sabía que algo muy bueno estaba en camino. Fue uno de los momentos más felices de mi vida, pero al mismo tiempo el más miedoso, porque uno no sabe si va a poder ser lo suficiente para ese ser tan especial.

¿Qué es lo más duro a lo que un hombre se enfrenta en la etapa de la crianza?
A cambiar un pañal. Las mujeres, por tener ‘amor incondicional’, no vuelven a oler, en cambio uno tiene que superar todos esos olores que vienen con un bebé.

¿Qué mañas o costumbres conserva de su papá y nunca pensó tener?

Tomarse mucho tiempo para pensar una respuesta, a tal punto de desesperar a un hijo. Decir al final de un almuerzo: —bueno, yo sí me comería algo dulce… pero una bobadita… una cucharadita de arequipe o una pastilla de ese chocolate… pero la mitad de la mitad.

Una vergüenza que le hizo pasar su papá…

Una vez se olvidó de llevar ropa de verano a un paseo y cuando llegamos al pueblo compró las pintas más llamativas que encontró y se paseaba caminando de una manera graciosa para que nosotros superáramos la vergüenza ajena.

¿Qué cosas hacen sus hijos que lo hacen sentir un papá de otra generación?

Estar en un lugar con amigos y al mismo tiempo estar chateando con otro grupo de amigos.

Un castigo ejemplar que su papá le impuso y uno que usted les haya dado a sus hijos….

Mi papá nos mandaba al cuarto sin comer. Yo le mandé a quitar un piercing a mi hija porque no había pedido permiso para hacérselo.

¿Le gustaba vestir a sus hijos igual a usted?
Nooo.

¿Cuándo se da uno cuenta de que un hijo se creció?

Cuando le pide en secreto que no lo abrace tanto al frente de sus amigos.

¿Qué es lo más sorprendente que sus hijos le han dicho?

No me acuerdo puntualmente, pero los dos llegan constantemente con ideas muy avanzadas del mundo y siempre me dejan con la boca abierta por su ingeniosa forma de ver la vida.

¿Cuál es la pregunta que siempre quiso hacerle a su papá y nunca pudo?
Por qué le costó tanto ser pintor.

¿Se le mediría a hablar de sexo con sus hijos?
Siempre. Ya lo he hecho algunas veces. Es muy importante.

Un plan imperdible con ellos…
Ir a cine. Ahora estamos montando en karts con mi hijo y nos encanta. Pero el plan más sencillo de todos es ver una película de miedo juntos, arrunchados en la cama y eso nos hace muy felices.

¿Qué chiste les causa gracia a sus hijos?
Cuando mastico la comida como una cabra en la mesa se mueren de la risa.

¿Qué le gustaría que sus hijos aprendieran de usted?
Que lo más importante es la actitud de ver la vida y que la humildad de aceptar que uno no sabe es lo único que lo hace crecer en conocimiento.

¿Ser comediante le ha permitido vivir con humor la paternidad?
A veces, pero en ocasiones se le devuelve a uno el chiste.

¿Qué le gustaría que fueran sus hijos cuando sean grandes?
Lo que a ellos los haga felices ser. Lo que los apasione. Lo que no puedan dejar de hacer.