Medellín, la ciudad con más quemados con pólvora