En menos de 72 horas más de 100 colombianos han sido deportados de Venezuela

Los ciudadanos colombianos se encuentran en el centro de migración de Cúcuta.

Ya son 109 los colombianos deportados de Venezuela y que permanecen en el centro de migración de la ciudad de Cúcuta, luego de ser sorprendido por la Guardia venezolana en supermercados y sitios de venta de productos básicos de la canasta familiar y víveres.

Estas detenciones que se produjeron en menos de 72 horas, se realizaron en el marco de una fuerte ofensiva para frenar el contrabando en el territorio venezolano y que hasta el momento deja como resultado, la incautación de miles de kilos de alimentos en los últimos días.

Los nacionales que permanecieron más de dos días en condición de capturados, fueron entregados a las autoridades migratorias de Colombia en el Puente Internacional Simón Bolívar.

“Me sacaron de la manera más humillante, sin poder avisarle a mi familia que quedo en Caracas, estoy desesperada no sé qué hacer no tengo dinero aquí donde estoy, no he podido contactarme con nadie en Colombia ni en Venezuela…” manifestó una de las mujeres deportadas a Caracol Radio.

En un balance entregado recientemente por las autoridades venezolanas, en un operativo adelantado en un almacén del occidente del país, se incautaron más de un millón y medio de pañales junto con más de 360 toneladas de detergente y miles de kilogramos de alimentos.

El vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, indicó en una transmisión de la televisión estatal venezolana desde el almacén investigado que se encontraron 1.523.776 unidades de pañales, 360 toneladas de detergente en polvo, además de suavizante, máquinas de afeitar o toallas.

En el almacén, situado en el estado occidental de Zulia fronterizo con Colombia, se acumulaban también casi 15.000 unidades de leche maternizada, 17.076 kilos de alubias, 1.1176 litros de leche completa líquida, 40.250 kilos de harina de maíz y 30.000 kilos de arroz, señaló Arreaza.

También se almacenaban toallas sanitarias, champús de distintas marcas, jabón en polvo, pasta dental, baterías, servilletas, suplementos alimenticios, leche en polvo, salsas varias y alimentos para mascotas.

El vicepresidente venezolano de Seguridad y Soberanía Alimentaria, Carlos Osorio, explicó que se trata de productos que estaban siendo acaparados para profundizar el boicot a la economía.

"Encontramos productos almacenados desde el mes de septiembre y noviembre", dijo Osorio.

Por su parte, el Superintendente Nacional de Precios Justos, Andrés Eloy Blanco, señaló que la empresa propietaria del almacén, llamada Herrera C.A. y ubicada en la zona industrial del municipio de San Francisco, fue ocupada por las autoridades competentes.

El Gobierno venezolano lucha desde hace meses contra el desabastecimiento de productos de primera necesidad en el país, una situación de la que responsabiliza a una "guerra económica" por parte de empresas privadas, a las que acusa de acaparamiento.

En Venezuela, una economía que importa la mayoría de los productos manufacturados que consume, el Gobierno subsidia una serie de productos de primera necesidad, como la leche, el pollo, el café y la harina de trigo o maíz.

Además, importa mucho de estos productos a las dos tasas de cambio más bajas -6,3 y alrededor de 11 bolívares por dólar- de las tres existentes.

Los productos que reciben este tipo de apoyo gubernamental son los que suelen desaparecer con más rapidez de los anaqueles en los supermercados venezolanos, situación que se agrava en las zonas fronterizas, donde el valor del mismo producto se multiplica a pocos kilómetros de la línea fronteriza venezolana.

El Ejecutivo venezolano ha impulsado en los últimos meses una serie de planes para luchar contra el contrabando de estos productos y para lo que, por ejemplo, ordenó el cierre nocturno de los pasos fronterizos con Colombia y el refuerzo militar de los contingentes de esas áreas.