Bioenergy dice que material rebosado en caño de Meta no es tóxico

La compañía dice que el agua con jugo de caña que se rebosó de la planta no representa un peligro para la comunidad del Caño Barbascos. Habitantes dicen que no pueden consumir el agua.

A pesar de que quienes viven alrededor del Caño Barbascos, en Puerto López (Meta), dicen que una mancha generada por Bienergy mata todo a su paso y que hay mortandad de peces, la empresa de etanol reiteró este martes que el material rebosado el sábado en las aguas no es tóxico y que no representa un peligro para la comunidad. (Lea aquí: Vecinos de caño Barbascos insisten en que mancha provocada por Bioenergy mata todo a su paso)

La compañía admitió que se rebosó un reservorio de aguas tratadas en la planta, que se evitó que el producto derramado (agua con jugo de caña) bajara con la corriente del agua que llega hasta el río Yucao, que no contiene materiales agro tóxicos, y que el evento se dio dentro de los predios de la compañía.

“Un grupo de 30 personas, con materiales y equipos, fue desplazado al lugar de los hechos, con el objetivo de iniciar las labores de control de la emergencia y recolección de evidencias de la situación presentada…Los análisis preliminares permiten establecer que no se presenta ninguna afectación en estos predios. De manera preventiva se han instalado cuatro puntos de control para retener cualquier tipo de elemento que pueda desplazarse por los cuerpos de agua. Adicionalmente la compañía conformó un equipo de investigación que está haciendo el análisis del evento para determinar las causas”, agregó la empresa.

Sin embargo, los habitantes de la zona han dicho que los peces están muriendo y que el olor es fétido. La comunidad se dio cuenta del problema en las aguas porque utiliza esa agua en sus casas, y varios de los trabajadores de las fincas empezaron a enfermarse con vómito y diarrea. El ganado y los caballos tampoco ni siquiera se acerca al cuerpo de agua para calmar la sed. Un grupo de ciudadanos recorrió el río y se dio cuenta de la mancha.

Bioenergy dice que está trabajando en un plan de contingencia, que incluye la recolección del producto e iniciar la restauración total de la zona, y aclaró que no realiza vertimientos sino que el agua residual de la planta es reutilizada en el riego de los cultivos de caña del complejo agroindustrial.

Sin embargo, residentes de la zona como Martín Calle le manifestaron a El Espectador que el sábado unos funcionarios de Cormacarena estuvieron en la zona para la liberación de unos animales silvestres y visitaron el río para ver la “podredumbre, y dijeron que recuperar ese caño dura un año y medio porque los sedimentos quedan. Cuando fueron a las piscinas los quisieron sacar de ahí porque era propiedad privada, no sé si es un tema de ocultamiento o simplemente porque es propiedad privada”. Los residentes piden a las autoridades prestar atención a lo que ellos llaman una emergencia ambiental, porque en la zona se pasean venados, micos, osos hormigueros, dantas, armadillos y babillas.