Funcionarias de la alcaldía de Villavicencio se quedaron sin trabajo por violar la cuarentena

Noticias destacadas de Nacional

Se trataría de la jefa de control interno, María Fernanda Díaz; la directora del Instituto de Turismo, Carolina López, y la asesora del despacho, Johana Chaparro. La alcaldía no ha hecho públicos los nombres, pero hubo fotos que circularon en redes sociales en donde se podía ver a las tres exfuncionarias en una fiesta.

En la noche del sábado 18 de abril hubo una fiesta en un edificio del sector de El Caudal, en la capital del Meta. En esa reunión habrían estado María Fernanda Díaz, jefa de control interno de la alcaldía de Villavicencio, Johana Chaparro, asesora del despacho, y Carolina López, directora del Instituto de Turismo. Las tres funcionarias violaron el aislamiento obligatorio preventivo que decretó el presidente Duque para contener la propagación del coronavirus.

Por esto, la alcaldía decidió retirarlas de sus cargos de manera inmediata. "Los funcionarios de la administración pública son servidores de la comunidad, por lo tanto, deben dar ejemplo. Deben saber que incumplir con las medidas que se han establecido para toda la ciudadanía por igual, trae consecuencias. Por eso les he pedido su renuncia", dijo Felipe Harman, alcalde de la ciudad.

También le puede interesar: Capturan a 14 personas en Valledupar por estar en una gallera clandestina y violar la cuarentena

La reunión al parecer fue organizada por reconocidos empresarios de Villavicencio. Además de violar las medidas impuestas por el Gobierno, los vecinos del apartamento llamaron a la Policía para tratar de calmar el desorden de la fiesta.

El coronel Luis Quintero, comandante de la Policía Metropolitana de Villavicencio, explicó que como el evento era en una propiedad privada los policías no pudieron entrar al lugar, ya que no contaban con una orden de allanamiento. Además, dijo que los patrulleros que llegaron al edificio hicieron un informe cuya copia está en poder de la Fiscalía.

"Reconozco la labor desempeñada hasta el momento, somos un equipo que se esfuerza por atender a las familias de la ciudad en medio de esta crisis de salud. Pero no vamos a permitir este tipo de actitudes, menos en nuestra propia casa", dijo el alcalde. En la capital del Meta hay 54 casos confirmados de coronavirus.

Comparte en redes: