“Mi mamá no es la ‘Desalmada’”

Familiares de Sandra Milena Alarcón, compañera sentimental de alias 'El Desalmado', aseguran que no existen pruebas de que ella sobornó a guardias del Inpec para facilitar la fuga del confeso asesino de cuatro menores.

Sandra Milena Alarcón Cerquera (Izqu) junto a Nidia Cruz Manjarrés, señaladas de apoyar en la fuga de alias el Desalmado.Cortesía Jhon Fredy Hernández

 En noviembre de 2014, cuando Sandra Milena Alarcón Cerquera formalizó su relación sentimental con Cristofer Chávez Cuéllar, alias 'El Desalmado', nunca imaginó que en febrero pasado su vida cambiaría de manera radical. Su compañero sentimental asesinó a los tres hermanos y un sobrino de la familia Vanegas Grimaldo a sangre fría, un crimen atroz que generó el repudio de todo el país. (Vea: Capturan a compañera sentimental de alias 'El Desalmado' por facilitar su fuga de la cárcel)

Aunque desde entonces mucho se dijo sobre la complicidad de Alarcón en el múltiple homicidio, apenas esta semana fue privada de la libertad. Según la Fiscalía, ella ayudó a su compañero a huir de una de las cárceles más seguras del país.

Sandra y Cristofer alcanzaron a convivir tres meses bajo un mismo techo. Se habían conocido en Puerto Leguízamo (Putumayo) y desde septiembre del año anterior se reencontraron en una verbena popular en el barrio La Ciudadela, de Florencia. Allí, sellaron de nuevo su amor y tomaron la decisión de vivir juntos “hasta cuando la muerte los separara”.

Sandra vive con dos de sus cuatro hijos: Judy, la novia de Henderson alias El Enano, señalado de ser el segundo asesino de los hermanitos Vanegas Grimaldo. Y Jefrey, de diez años, el ser humano con quien se ha tomado más fotos en la vida. Los otros dos hijos viven por fuera, uno con el papá en Cartago (Valle) y otro con una tía, en Tumaco (Nariño).

Su hermana, María Helena, elude hablar de la relación de Sandra con Cristofer Chávez, el Desalmado. “Ella sólo duró tres meses con él. De ahí pasó lo que pasó, ya lo señalaron (al Desalmado). Todos los señores de Bogotá que vinieron especificaron que ella no tenía nada que ver en eso, a ella la dejaron libre de todo y pues ya estábamos tranquilos, pero el lunes de nuevo llegaron a la casa. Llegó un taxi y un señor la sacó con el cuento de que necesitaba ver la casa de la que salió cuando pasó lo que pasó para arrendarla, pero eran del CTI, la capturaron”, dijo.

Para la opinión pública, Sandra, de manera extraña, no había sido capturada a pesar de que en los escritos de acusación de la Fiscalía en contra del Desalmado, se planteó que ella fue cómplice de la destrucción de la motocicleta en que se movilizaban los asesinos el día del crimen. Tal acusación no fue contundente para que la Fiscalía la vinculara con el hecho. Sin embargo, la mujer del Desalmado tendrá que explicar por qué llevó un dinero que fue presuntamente utilizado para pagar a los guardianes para facilitar el escape del confeso asesino de los hermanitos Vanegas Grimaldo. La Fiscalía habla de 5 millones de pesos.

"De acuerdo con la investigación estas dos mujeres (Sandra Milena Alarcón y Nidia Cruz Manjarrés) consiguieron y entregaron el dinero para que los guardianes del Inpec facilitaran la fuga de alias el Desalmado y además ingresaron al penal las herramientas para dañar los sistemas de seguridad", dijo Julián Quintana, director del CTI de la Fiscalía.

La acusación es desmentida por María Helena, hermana de Sandra, quien le ha dado posada desde la captura del 'Desalmado'. “Eso fue que Cristofer llamó a mi hermana y le dijo que fuera a la casa a donde la mamá, que es una viejita y no se puede desplazar fácilmente. El abogado de él le estaba pidiendo un millón de pesos para adelantar el proceso. Ella le dijo que iba pero que no la estuviera llamando porque no quería más problemas, entonces él le dijo que fuera y dejara el dinero donde la otra señora que está ahí implicada, Nidia. Entonces mi hermana simplemente llevó el dinero que recogieron en la familia de Cristofer y no pudieron recoger un millón de pesos sino 900 mil pesos y eso es lo que ella llevó a donde la señora Nidia. Y ahora resulta que son cinco millones”, dijo la hermana de Sandra.

En un costado de la humilde casa en la que habita la familia de Sandra Milena, permanece su hija Judy, menor de edad quien sostenía una relación sentimental con Henderson Carrillo, alias El Enano, el otro implicado en la muerte de los hermanos Vanegas Grimaldo.

Ella acepta que sostuvo una relación con 'El Enano', que se tatuó la oración del sicario en uno de sus brazos. “Sí es verdad, era yo. Él –alias El Enano–me llama a veces, pero no (…). A Henderson lo conocí en La Ciudadela, en una fiesta en agosto del año pasado. Él casi siempre permanecía en mi casa y normal, ya cuando Cristofer estuvo viviendo ahí ellos hablaban. Ellos se distinguieron cuando Cristofer llegó a vivir a mi casa”, relata la joven.

Sin rubor, también habla sobre los tres meses que convivió su mamá con 'El Desalmado'. “Los tres meses fueron bien, porque ese señor nunca nos decía nada, él se enojaba cuando mi mamá nos regañaba. Y nunca le escuché una mala palabra, lo que nosotros le pidiéramos él nos lo daba. Haberse enamorado no hace a mi mamá la Desalmada, como le están diciendo”, agrega.

Sandra se enfrenta ahora a varios años de cárcel. Para su hermana y su hija, el pecado que cometió es “seguir embarrándola en el amor”. “A ella en el amor le ha ido fatal, usted se puede dar cuenta en lo que anda. Ella convive con la niña Judy y con Jefrey, que es el más pequeño. Ella pensó que iba a tener una relación estable, que iba a estar bien con sus hijos y pasó lo que pasó…”, expresó su hermana.

En la noche de este lunes, en la audiencia de imputación, Sandra Milena y Nidia no aceptaron los cargos y negaron que hubieran conseguido los 5 millones de pesos para sobornar a los guardias del Inpec para facilitar la fugar del Desalmado, quien horas después fue recapturado y trasladado a la cárcel de máxima seguridad de Cómbita (Boyacá). La audiencia, en la que se determinaría si hay o no medida de aseguramiento, fue aplazada para las nueve de la mañana de este martes, debido a problemas de salud del fiscal.

 

Temas relacionados