Miembros de comunidades indígenas del Chocó abandonan las filas de la guerrilla

Los tres desmovilizados pertenecían a una misma familia de la comunidad Embera.

En las últimas horas dos adultos y un menor, pertenecientes a la comunidad indígena Embera, se entregaron a las tropas de la Armada Nacional el departamento del Chocó, afirmando ser parte del grupo al margen de la ley ELN.

Los voluntarios, que decidieron huir de las filas del “Frente Resistencia Cimarrón” del ELN y se presentaron ante las autoridades en el corregimiento Potedó, en zona rural del municipio Bajo Baudó, responden a los alias de ‘Edwin’, quien tiene 17 años de edad, y alias ‘Rubén’ de 24 años quien sería el primo del primero.

El menor de edad, quien fue reclutado hace un año por otro familiar que pertenecía a la organización ilegal y hace unos meses se entregó a las tropas de la Armada, era usado por la guerrilla para el transporte de víveres a través del río Purricha y de igual forma cumplía órdenes de realizar observación y seguimiento a las tropas militares.

Por su parte alias ‘Rubén’ llevaba dos años al interior del ELN y aseguró que abandonó las filas de esta organización porque fue engañado al momento de aceptar trabajar con ellos. Al voluntario le fueron prometidos $400.000 mensuales, para su esposa e hija, pero nunca les fue entregado.

El hombre, que fue recibido junto a su primo por tropas de la Brigada de Infantería de Marina No. 2 adscritas a la Fuerza Naval del Pacífico, explicó que al momento de manifestar que quería irse de la organización ilegal le pusieron como condición reclutar siete personas más, no obstante, luego de hacerlo no le fue permitido regresar a su hogar, por lo que decidió escapar con su familiar.

El tercer hombre que se presentó ante las autoridades huyendo de la organización al margen de la ley responde al alias de ‘Didier’, quien con 56 años se desempeñaba como ‘trochero’, abriendo caminos y cuidando un sector donde se encuentran varias cocinas rústicas para el procesamiento de pasta base de coca.

Alias ‘Didier’, que llevaba dos años trabajando para el ELN, manifestó haber escapado al saber que su hijo alias ‘Rubén’ abandonó las filas de la guerrilla.

Hasta el momento, alias “Rubén” y alias “Didier” se encuentran adelantando los procedimientos establecidos por el Gobierno Nacional para recibir los beneficios del Grupo de Atención Humanitaria al Desmovilizado (GAHD), mientras que el menor de edad fue puesto a disposición de la Policía de Infancia y Adolescencia.

La Armada Nacional rechazó el uso de menores de edad al interior de las filas de las organizaciones narcoterroristas e invitó a sus integrantes a presentarse voluntariamente ante cualquier autoridad, quienes los acogerán y protegerán.

 

Temas relacionados