Mina en la que permanecen atrapadas 17 personas estaba en proceso de legalización

Así lo reveló la Agencia Nacional Minera, que anunció una investigación a la empresa encargada de suministrar la energía en el socavón.

Aunque no se puede afirmar con certeza que no hay sobrevivientes, por la magnitud de la inundación, se presume que será difícil encontrar a alguien con vida. /Tomada del diario La Patria

Este jueves se intensifican las labores de rescate de 17 trabajadores, quienes permanecen atrapados en el socavón de una mina, ubicada en la vereda El Playón, del municipio de Riosucio, al occidente del departamento de Caldas.

El hecho se registró en la mañana de este miércoles, mientras se adelantaban labores de extracción. Según las primeras versiones, la zona de explotación, que se encuentra a orillas del río Cauca, se inundó tan rápido que los trabajadores no alcanzaron a salir a tiempo.

De acuerdo con la directora de la Agencia Nacional Minera, Natalia Gutiérrez, los propietarios de la mina adelantaban trámites para su legalización y se tenía previsto la correspondiente visita, para verificar las condiciones y permisos del socavón.

Pese al proceso, explicó Gutiérrez en diálogo con Caracol Radio, los propietarios estaban obligados a garantizar las normas de seguridad en el sector, por lo que se examinará el estado de la mina y se determinarán las circunstancias en las que se registró el hecho.

Sin embargo, la funcionaria reveló que la mina ya había sido cerrada en varias oportunidades, mientras se adelantaba su proceso de legalización ante la autoridad minera. Al respecto, señaló que actualmente la entidad tiene cerca de 3.000 solicitudes de legalización pendientes y se trabaja para darles trámite.

Ante las denuncias sobre un supuesto corte de energía por una falla en el suministro –lo que habría provocado que se apagaran las motobombas que sacaban el agua de la mina, desencadenando una inundación luego de la creciente del río Cauca– la directora de la Agencia Nacional Minera aseguró que se investiga la responsabilidad de la Central hidroeléctrica de Caldas (CHEC).