Minga se irá de Bogotá luego de acompañar las movilizaciones del paro nacional

Noticias destacadas de Nacional

Las organizaciones indígenas, campesinas y afros respaldarán el paro nacional del 21 de octubre y ese mismo día volverán al suroccidente del país. Joe Sauca, coordinador de Derechos Humanos del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), habló con El Espectador de la decisión de regresar a los territorios.

La minga hizo público su respaldo al paro nacional del 21 de octubre. Las comunidades recibirán en la Plaza de Bolívar a los manifestantes. Sin embargo, se conoció que luego de las marchas los indígenas se devolverán al suroccidente del país. Desde la llegada de la minga a Bogotá, el pasado domingo 18 de octubre, se han ido algunos miembros. “Nos quedamos un grupo importante de personas para acompañar mañana la movilización. Llegamos 12.000 y se han ido más o menos 5.000. Después del acompañamiento a la marcha parte el resto”, dijo Marylen vocera de la organización Congreso de los Pueblos.

La movilización del suroccidente se congregó el lunes 19 de octubre en la Plaza de Bolívar de Bogotá con el fin de hablar con el presidente Iván Duque, pero el mandatario no asistió. “Ayer se hizo la marcha con los mingueros y mingueras y todos los que se fueron uniendo en este caminar de la palabra. Bajo las orientaciones espirituales de nuestros mayores se esperó al presidente Iván Duque, quien no dio la cara a la minga y no se presentó. Pero se realizó el acto político bajo las orientaciones de nuestros jueces naturales que son nuestras autoridades, quienes legislaron el juicio del derecho por la vida, el territorio, la democracia y la paz”, dijo Noelia Campo, consejera mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca durante una rueda de prensa este martes 20 de octubre.

También le puede interesar: El riesgo crece para quienes no estamos de acuerdo con la política guerrerista: voceros de la minga

La decisión de los mingueros y mingueras de partir también fue dada a conocer por el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, quien informó que el campamento instalado en el Palacio de los Deportes será desmontado después de que se vayan. “La minga indígena que se encuentra albergada nos informó su decisión de retornar al territorio y que mañana, desde una salida desde el Palacio de los Deportes, en sus vehículos saludarán a las organizaciones del paro cívico social. Saludarán su jornada de protesta antes de retornar”, dijo Gómez a RCN radio.

Las comunidades del suroccidente del país aseguran que continuarán caminando hasta que se les garanticen sus derechos humanos, por lo que no descartan alzar la voz hasta las instancias internacionales. “Quiero reafirmar que el apoyo de la comunidad nacional e internacional sigue siendo fundamental. En el marco de las decisiones de las autoridades naturales, seguirá el paso de buscar la ruta jurídica y seguramente acudiremos a los escenarios internacionales”, manifestó Aída Quilcué, Consejera de Derechos Humanos y Paz de la Organización Nacional Indígena de Colombia.

Joe Sauca, coordinador de Derechos Humanos del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), habló con El Espectador de la decisión de volver a los territorios.

¿Por qué decidieron irse?

Nosotros no decidimos irnos, nosotros cumplimos una misión. Mañana lo que haremos es dar un respaldo al paro nacional y luego de eso nos vamos a dirigir hacia los territorios.

¿Se van a reunir allá con el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos?

No. Nosotros no vamos aceptar que el Gobierno siga vendiendo la idea de que caigamos en un escenario reivindicativo. Es cierto que hay unos compromisos en el término reivindicativo, pero no puede venir de oportunista a generar una polarización para que no se dé el escenario político que se ha propuesto. Hay que cumplir, pero no cuando el Gobierno lo diga, sino cuando establezcamos un cronograma que nos permita dejar claro cada escenario.

¿Cumplieron el objetivo a pesar de que el presidente Duque no los atendió?

Sí. Llegaron las comunidades se le habló al país y se deja el mensaje. Queda claro que el que quedó mal aquí fue el Gobierno Nacional frente a un tema de que sigue gobernando para un sector de la sociedad y que no tienen nada de capacidad ni de voluntad para dialogar con el pueblo colombiano. Queda mal frente a lo que se quería discutir y debatir en cuatro puntos estructurales: vida, paz, territorio y democracia.

¿Cuál es el mensaje que le quieren dejar a Colombia?

Podemos protestar pacíficamente. Cumplimos con unos roles y ejercicios, pero que en determinado momento cuando el gobierno no escucha hay que hacerse escuchar de otras formas. En ese sentido, es invitarlos a luchar por defender la vida y el territorio.

Si el presidente Duque propone una reunión en el Cauca, ¿qué le dirán?

Tiene que ser con las comunidades. Claro, habrán unos voceros y una metodología, pero debe ser de frente al pueblo.

Tras el paso de la minga por Bogotá, ¿qué le diría al presidente?

Que él es que dirige este país. En sus manos recibió la constitución. Su deber es velar por los derechos de los colombianos y colombianas y tener la capacidad de escuchar.

¿Seguirán las movilizaciones?

Sí. Volveremos a los territorios a recuperar fuerzas y energía. Toca seguir trabajando desde las regiones. Esta minga de suroccidente crece a una minga nacional. Esto implica que el trabajo político organizativo habrá que seguir realizándolo con conversaciones en todos los sectores en las regiones olvidadas. Habrá que seguir haciendo un trabajo con la ciudad, con los universitarios y con las periferias. Convencernos de que si no nos unificamos no vamos a cambiar la situación estructural del país. La minga seguirá caminando. Queda un sin sabor de irnos sin respuestas de un gobierno que no quiere hablar de temas estructurales para la garantía de la vida. Sin embargo, nos vamos con dignidad y un mensaje claro a la nación.

Comparte en redes: