Mototaxistas de Barrancabermeja protestaron por expedición de decreto

Los motociclistas rechazaron la reciente expedición de un decreto que prohíbe al parrillero hombre mayor de 14 años, por lo que protagonizaron disturbios en diferentes puntos de la ciudad.

Twitter @YariguiesStereo/@vanguardiacom

Decenas de mototaxistas protagonizaron bloqueos y enfrentamientos con la Policía en el municipio de Barrancabermeja (Santander) por cuenta de un decreto que entre otras, les prohíbe a los motociclistas transitar con un parrillero hombre mayor de 14 años.

De acuerdo con los manifestantes, se trata de una medida restrictiva que limita su derecho al trabajo por lo que adelantaron protestas y quemaron llantas en distintos puntos de la ciudad.

“Exigimos el derecho al libre trabajo. Nosotros también tenemos necesidades y obligaciones con nuestras familias, y la Policía y el alcalde no nos quieren dejar trabajar. Me dedico al mototaxismo porque en Barrancabermeja no hay empleo”, explicó al diario Vanguardia Liberal Mauricio Ruiz, uno de los conductores afectados.

La polémica fue suscitada por la reciente sanción del Decreto 161 por parte de la Alcaldía de Barrancabermeja, el cual busca impedir el transporte informal en la ciudad. Tras su expedición, se estima que cerca de 15 tutelas fueron interpuestas por los mototaxistas quienes se declararon en desobediencia civil.

“Protestamos en contra del nuevo decreto 161, que prohíbe el parrillero hombre. Esta medida también afecta la gente del común que tiene moto y necesita transportar a sus familiares hombres. Seguiremos exigiendo que quiten ese decreto”, indicó Esteban Ramírez, otro de los conductores afectados por la medida.

Luego de que el decreto entrara en vigencia esta semana tras ocho días de comparendos pedagógicos, las autoridades adelantaron los primeros retenes y sanciones contra los conductores, lo que desató la ira de los mototaxistas quienes bloquearon calles en sectores como Puerto Petrolero, Santa Ana y la vía principal del barrio Primero de Mayo.

Según testigos, los transportadores informales no solo se enfrentaron contra la Policía, sino que además atacaron a vehículos particulares y busetas del transporte público por lo que la operación tuvo que ser suspendida.

“Más de 10 busetas han sido agredidas, dañando los panorámicos y los vidrios laterales. Es por eso que el servicio está restringido. También unas siete busetas de San Silvestre resultaron afectadas”, manifestó Álvaro Pabón, gerente de Coochoferes quien también denuncio agresiones y robo de celulares.

Para atender los disturbios fue necesaria la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía, que retuvo a cinco personas señaladas de realizar actos vandálicos, entre ellos un menor de edad.

Entretanto, Marión Ardila, alcaldesa encargada de Barrancabermeja, rechazó los desmanes e hizo un llamado al diálogo de cara a acordar medidas que satisfagan las necesidades de los mototaxistas.

“Este es un Gobierno conciliador y la administración municipal tiene las puertas abiertas a toda la comunidad, y para el gremio transportador informal. No es necesario causar desórdenes. Están las mesas de concertación abiertas”, puntualizó la funcionaria.

Temas relacionados