Muere joven británico tras rito de yagé en Putumayo

La Policía señaló que, de confirmarse su muerte por ingesta de dicha sustancia, se podría hablar de un delito de "homicidio culposo".

Un turista británico de 19 años de edad apareció muerto en una carretera en zona rural del departamento de Putumayo tras participar en un rito de ayahuasca o yagé, una bebida alucinógena utilizada por pueblos indígenas.

El director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, señaló en declaraciones a la emisora La W Radio que la Fiscalía espera todavía conocer el resultado de "la necropsia y el dictamen médico-legal" practicadas a Henry Miller, procedente de la ciudad británica de Bristol.

Miller había viajado con un amigo a la región del Putumayo y según la Policía el joven estudiante participó en una sesión de yagé liderada por un "taita" (autoridad indígena) desde el pasado 20 de abril. (Ver último video que grabó Henry Miller antes de participar en el ritual de Yagé)

De acuerdo con el testimonio en el diario británico The Daily Mail de su compañero de viaje, Christopher Dearden, Miller hizo una primera ingesta aquel día y al no notar nada repitió la experiencia el martes pasado, cuando sufrió estertores, alucinaciones y no pudo volver en sí.

Las autoridades encontraron el cuerpo sin vida del joven tendido boca abajo en una vía "sin signos externos de violencia", según Palomino, y después se logró "establecer que esta persona estuvo en un resguardo indígena realizando una especie de práctica que incorporaba el consumo de esta bebida de yagé".

"Tenemos identificadas a las personas que pudieron estar organizando esta práctica de yagé", agregó el alto oficial al señalar que de confirmarse su muerte por esta sustancia se podría hablar de un delito de "homicidio culposo".

Asimismo, calificó este hecho como "muy lamentable" porque "seguramente esa persona que quiso experimentar ese tipo de práctica en ningún momento consideró el riesgo que podría haber para su propia integridad".
 

Temas relacionados