Muere la primera niña por culpa de la pólvora en 2017

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) denunciará penalmente a los padres de la menor por negligencia. El caso ocurrió en Santa Marta.

Archivo - El Espectador

La primera denuncia penal contra padres de familia por la muerte de sus hijos, debido al uso indebido de pólvora en esta época del año, la radicará el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en Santa Marta. Se trata del caso de una niña que falleció porque se intoxicó al ingerir pólvora.

“La decisión se tomó luego de la verificación de los hechos adelantada por un equipo de profesionales del Instituto, que evidenció negligencia por parte de los padres”, anunció la entidad, que también enviará el caso a la Superintendencia de Salud para que investigue si los centros médicos a donde fue llevada la niña cometieron errores en la atención.

La niña de cuatro años murió este jueves en Santa Marta luego de tragar fósforo blanco hace una semana, en zona rural de Puebloviejo, Magdalena. Aunque fue internada en un hospital, a las pocas horas fue devuelta a su casa y más tarde, debido a la gravedad de su estado de salud, inició un recorrido por varios hospitales en busca de atención médica. Murió finalmente en el Hospital de Ciénaga. Los médicos afirmaron que la menor se habría salvado, si hubiese sido atendido apenas ocurrió la intoxicación.

“Estamos frente a un hecho muy doloroso y lamentable ante el que no podemos dejar de reaccionar con la mayor severidad y con todo el rigor la ley. Esta víctima mortal de la pólvora nos estaría mostrando la necesidad de crear más conciencia en lo padres sobre el cuidado y la protección de nuestros niños. La pólvora no es un juguete”, aseguró la directora del ICBF, Abudinen Abuchaibe.

En lo que va corrido de este mes, 104 menores han resultados lesionados con pólvora, de los cuales seis casos se registraron en Magdalena. “La muerte de esta niña es la primera víctima fatal que cobra la pólvora en 2017”, agregó el ICBF.