Muere preso en cárcel de Cúcuta tras provocar incendio en su celda

La Corporación Solidaridad Jurídica denunció la muerte. Dice que varios presos deciden aplicarse “la eutanasia” por las deplorables condiciones que viven en los ‘calabozos del terror’.

Archivo

La Corporación Solidaridad Jurídica, defensora de los derechos Humanos, denunció al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec) por la muerte del interno Darwin Yacobi Gutiérrez Gantiva, quien falleció este 25 de febrero por la gravedad de las quemaduras que tenía, producto de un incendio en su celda en la cárcel de Cúcuta.

“Falleció el interno debido a un incendio producido al interior de su celda sin recibir la atención y el auxilio oportuno por parte de la guardia de custodia y vigilancia. Rechazamos rotundamente estos actos soberbios y responsabilizamos al Inpec por la muerte de Darwin Yacobi, quien falleció en la soledad de su celda ante los ojos cómplices del Inpec”, denuncia la organización sin ánimo de lucro.

Los presos del Centro Penitenciario de Cúcuta responsabilizan además a la Procuraduría General de la Nación, Regional Norte de Santander, al defensor del Pueblo Regional y delegado para la cárcel, a la Dirección General del Inpec, y al director de la cárcel, German Rodrigo Ricaurte Tapia, de este hecho y la salud de Julián Murcia Jiménez, quien resultó herido con quemaduras al interior de los llamados 'calabozos del terror'.

Denuncian que más de 40 reclusos se encuentran en estas celdas de 3×2.5 metros cuadrados donde permanecen las 24 hora del día, no tienen agua potable, ni ventilación, la alimentación es mala y son expuestos a temperaturas que alcanzan los 40°, y además deben soportar supuestamente tortura física y psicológica de los guardias, uso indiscriminado del gas pimienta, choques eléctricos y no atienden el llamado de auxilio por parte de los internos enfermos, como el incendio de la celda.

“Estas deplorables condiciones de encierro y tortura permanente (calabozos nazis en pleno siglo XXI) han llevado a varios de nuestros compañeros a aplicarse la eutanasia, incendiando la celda, lo que se convierte en una salida mortal”, afirman los reos.

Detallan que varios de sus compañeros al necesitar el servicio médico y no recibirlo o ya cansados de las deplorables condiciones en que viven en esas celdas, prefieren cortarse o hasta provocar un incendio para ser sacados de allí.

Finalmente exigen un pronunciamiento del procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez sobre la situación que padecen a diario los reclusos de la cárcel en Cúcuta.

Temas relacionados