Mujer Cafam 2019 denuncia amenazas de muerte y pide protección

Ludirlena Pérez Carvajal es líder social en el municipio de La Dorada, Caldas. Su labor consiste en empoderar y ayudar a las mujeres víctimas de violencia sexual.

Luderlina Pérez fundó la Organización Mujeres Víctimas Gestionando Paz, que busca empoderar a las personas que han sido víctimas de violencia sexual. Cafam

Las amenazas a los líderes sociales en Colombia no paran y la más reciente víctima es Ludirlena Pérez Carvajal, actual ganadora del Premio Cafam de la Mujer por su trabajo como defensora de las sobrevivientes de violencia sexual en el conflicto armado del país.

"(Lo que) solicito al Gobierno Nacional son medidas que salvaguarden la vida y honra de líderes y lideresas y defensores de derechos humanos del país", dijo Pérez.

Leer: Ludirlena Pérez, sobreviviente de violencia sexual, elegida Mujer Cafam 2019

Esta mujer de 33 años no sabe de dónde provienen las amenazas y cree que están relacionadas con el trabajo que realiza documentando casos de violencia sexual ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

La Defensoría del Pueblo de Colombia informó que 983 líderes sociales están "amenazados de muerte" en el país y que en casi el 50 % de los casos las víctimas son mujeres.

Entre las cifras dadas a conocer por la Defensoría destaca que entre marzo de 2018 y mayo de 2019 unas 480 lideresas sociales o defensoras de derechos humanos fueron agredidas.

"Básicamente no quiero especular las razones de las amenazas pero creo que es en particular porque la defensa de los derechos causa estupor en muchas personas", explicó Pérez, quien fundó la Organización Mujeres Víctimas "Gestionando Paz".

La defensora de derechos humanos ha recibido amenazas desde hace tiempo a través de panfletos, llamadas telefónicas y mensaje de texto, las que se acentuaron en los últimos días en donde también le dicen que "van a matar" a sus padres e hijos.

Recuerda que ella es sobreviviente del conflicto armado y que fue víctima de violencia sexual, tortura, empalamiento, secuestro y desplazamiento forzado.

"Lo que yo no quiero es salir de mi territorio dejando tirados procesos y mujeres que han depositado en mí su voz y voto de confianza", acotó la mujer, que vive en la población de La Dorada,  Caldas.

En "Gestionando Paz", añade Pérez, lo que se busca es "empoderar a la mujer que ha sido víctima de la violencia sexual y que pueda exigir sus derechos y que también tenga la posibilidad de denunciar a sus agresores en todas las instancias a que haya lugar".

Insistió en que si bien tiene un esquema de seguridad que consta de dos escoltas, chaleco antibalas y un auto "estas amenazas no deberían existir".

La Fiscalía General de la Nación entregó a la JEP en agosto del año pasado un estudio sobre la violencia de género y sexual cometida por miembros de la antigua guerrilla de las Farc y agentes del Estado en el conflicto armado, que incluye más de 1.080 investigaciones con 1.246 víctimas.

Además, en junio pasado, la Red nacional de mujeres defensoras entregó al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (SIVJRNR) y a la Corte Constitucional de Colombia seis informes sobre violencia contra mujeres indígenas, afrodescendientes, exiliadas y defensoras de derechos humanos.

Los documentos recogen información entregada por casi 600 mujeres y fueron realizados con asesoría de la Corporación Sisma Mujer y el apoyo de ONU Mujeres, la embajada de Suecia y la Unión Europea (UE), informó la JEP, que forma parte del SIVJRNR.

La semana pasada decenas de miles de personas salieron a las calles de toda Colombia en un clamor de rechazo a los asesinatos de líderes sociales, que representan las nuevas dinámicas del conflicto armado y que tienen en el punto de mira a quienes alzan la voz por sus comunidades.

Vea: Cuatro testimonios de líderes sociales que están en riesgo

Las marchas, que se replicaron en decenas de ciudades del país y del mundo, fueron convocadas por el movimiento Defendamos la Paz y tuvieron una voluntad de alejar las ideologías con el fin de unir a todo el pueblo colombiano bajo una sola voz.

La Defensoría del Pueblo calcula que 462 líderes sociales han sido asesinados entre el 1 de enero de 2016 y el pasado 28 de febrero, aunque otras organizaciones elevan la cifra hasta más de 700.

873867

2019-08-01T10:13:50-05:00

article

2019-08-01T10:13:50-05:00

jperilla_262338

none

Agencia EFE

Nacional

Mujer Cafam 2019 denuncia amenazas de muerte y pide protección

63

4521

4584