Claudia López anuncia 'pico y género' en Bogotá: días pares salen las mujeres e impares los hombres

hace 3 horas

Mujeres y posconflicto: el enfoque de género a tres años de la firma del Acuerdo de Paz

Las investigadoras sobre temas de género, Sandra Luna (Cumbre Nacional de Mujeres) y Olga Amparo Sánchez (Casa de la Mujer) dan su balance sobre lo que ha sucedido desde la firma del acuerdo de paz, respecto a temas como violencia contra la mujer, participación social femenina y equidad de género.

Desde la firma del acuerdo de paz, la mayoría de los esfuerzos por parte de instituciones feministas se han encaminado hacia los derechos de propiedad y la participación política. Mauricio Alvarado - El Espectador

Medicina Legal publicó en octubre un informe en el que se revela que en lo corrido de 2019 se reportaron 796 casos de feminicidios en Colombia. En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, y a tres años de la firma del acuerdo de paz con las Farc, presentamos un balance desde una óptica feminista e investigativa acerca de los avances y desafíos que tiene el país para cumplirle a las mujeres, ya sea desde lo pactado en La Habana o desde de la Ley 1257 de 2008 que sanciona la violencia en contra de la población femenina.

Olga Amparo Sánchez, investigadora adscrita a la Casa de la Mujer, en diálogo con El Espectador, afirma que "a pesar de que para octubre de 2019 hay una disminución de 32.000 a 30.000 casos de violencia intrafamiliar en Colombia, respecto al 2018, los episodios de violencia de este tipo sigue siendo alta, al tener 46 agresiones diarias, según Medicina Legal". Asimismo, existe una sensación desde este sector feminista y académico que por más de que la Ley 1257 ayude a sancionar casos de violencia para que las mujeres se sientan menos vulnerables desde el accionar estatal, sumado a lo que ha generado el proceso de paz con las Farc, especialmente desde el Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, el panorama en equidad de género y violencia contra la mujer sigue "gris, tirando a negro".

Según Sánchez, no se cuida a las niñas entre 0 y 17 años, debido a que entre el total de casos de violencia reportados hacia la población femenina, el 87% de estos involucra a este sector etario. Este flagelo, junto a los casos de lideresas asesinadas desde la firma del Acuerdo de paz es el más preocupante, de acuerdo con Sánchez. "El sur del país, enfatizando en Cauca, algunas zonas del Meta y Córdoba son las regiones más críticas para las mujeres que están demandando tierras y derechos de propiedad de manera legal. Tenemos cifras que desde finales de 2016 para acá, han sido asesinadas 92 de ellas", sostiene Sánchez. 

Desde la Casa de la Mujer se tiene la idea de que hay intenciones de mejorar las condiciones de la mujer, pero todo transcurre muy lento. "Los avances dirigidos hacia la población femenina, en tenencia de tierras, son muy limitados. Así como no hay muchos logros actuales en las reformas políticas ni en la consolidación de una cantidad considerable de proyectos productivos", aseguró la investigadora. 

También le puede interesar: Las organizaciones con mayor equidad de género, según el ranking PAR 

Los logros más visibles que han tenido las mujeres desde la firma del Acuerdo son paradójicamente los asociados al primer punto de Reforma Rural Integral, dice Luna. Esto, porque "culturalmente existe la idea de que el hombre es el dueño indiscutible de la tierra, pero desde el rol de la mujer con los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), esta situación se desmitificó debido a que en la participación inicial sobre el funcionamiento de estas zonas, hubo una participación femenina del 45%", afirma Luna. 

Esto, además de pensar en el desarrollo del que la mujer puede decidir, manda un mensaje contundente en el que las mujeres "no son solo las que están al cuidado de sus familias y el territorio, sino aquellas personas que intervienen sobre la economía y la infraestructura del país ". 

Otro logro que se evidenció recientemente de acuerdo con la investigadora es el tema de la participación política, debido a que las pasadas elecciones regionales del 27 de octubre "fueron un espacio con grandes éxitos en la participación femenina , con victorias como las de Bogotá y Santa Marta", a pesar de que en materia electoral exista un desafío dentro del segundo punto del acuerdo de paz (Participación política) respecto a las circunscripciones que no se han logrado.

Por último, dentro de los avances resaltados por Luna, está el punto de víctimas, donde la Justicia Especial para la Paz (JEP), a través de la Comisión de la Verdad, creó una instancia "única en el mundo con enfoque de género y con una mirada especial hacia las mujeres rurales, lo cual es algo que tendrá incidencia en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), cuyo objetivo es medir los niveles de progreso a nivel social, económico y cultural de los países.

"Si las mujeres que viven en el campo son dueñas de las tierras donde viven, además de tener independencia económica, tendrán muchas más posibilidades de contar con medidas de protección para que tengan calidad de vida y no sean tan vulnerables, como históricamente lo han sido".

Ahora, dentro de los desafíos se incluyen puntos que van ligados con políticas estatales de vieja data y con aspectos de los Acuerdos de Paz que están siendo implementados de manera ralentizada, Luna explica que el último informe del Instituto Kroc, encargado de mostrar los avances y defectos de la implementación de lo pactado en La Habana, muestra un avance del 23% de los acuerdos, para marzo de 2019, donde solo el tema de mujeres ha avanzado solo en un 5%. A su vez, no hay formalidad sobre los derechos de propiedad de las tierras, porque "Colombia adolece de un catastro multipropósito; que limita el objetivo donde lo institucional tiene que llegar a lo rural".

Si estos datos se ponen en diálogo con lo trabajado más recientemente en términos de equidad de género, dentro de la Cumbre Nacional de Mujeres, según Sandra Luna, hay incertidumbre respecto al futuro en corto y mediano plazo de las mujeres, teniendo en cuenta que las cifras de desempleo son mayores en las mujeres que en los hombres y que si se pone al país en indicadores como Equal Measures 2030, encargado de proyectar por cada país los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030, Colombia tiene un puntaje de 60% a nivel general, donde, por ejemplo, en el punto 16 de los ODS, relacionado con temas de paz, actualmente se tiene un puntaje de 56.7%, especialmente visto desde los casos de feminicidios, que categorizan la escala del país en este sentido como "repudiable". Lo mismo pasa con el punto 11, asociado a la percepción de seguridad que tienen las mujeres, donde hay puntos por tratar, especialmente vinculados con el acoso callejero y la violencia intrafamiliar.

892870

2019-11-25T19:51:10-05:00

article

2019-11-25T19:51:10-05:00

epardo_262337

none

Camilo Pardo Quintero / camilopardoq22

Nacional

Mujeres y posconflicto: el enfoque de género a tres años de la firma del Acuerdo de Paz

89

6656

6745