Municipio antioqueño completa 10 años sin muertes violentas

Los habitantes de la población reconocen que viven en un entorno pacífico y tolerante, marcado por el respeto y la cordialidad.

Tomada de Colombiamapas.net

En contraste con los episodios de violencia que diariamente se registran en el país, el municipio de San José de la Montaña, ubicado en el norte de Antioquia, completa 10 años sin homicidios.

Los habitantes de la población –poco más de 3.200– reconocen que viven en un entorno pacífico y tolerante, donde la violencia no se percibe y donde los conflictos se solucionan cordialmente, en el marco del respeto y la cordialidad.

De acuerdo con el alcalde de San José de la Montaña, Mauricio Correa Restrepo, el ambiente de tranquilidad que se respira en la población obedece a la voluntad de los vecinos por alcanzar acuerdos y solucionar pacíficamente cualquier disputa.

“Los resultados obedecen a un tema de idiosincrasia: el municipio es habitado por gente buena, trabajadora y emprendedora, cuyas necesidades básicas están satisfechas y eso hace que las personas tengan tranquilidad. Siempre que se presenta algún problema hay voluntad de querer solucionar las cosas”, sostuvo el mandatario en diálogo con Caracol Radio.

Aunque el alcalde reconoció que la paz que se vive en el municipio es uno de sus mayores baluartes, sostuvo que entre 1997 y 2004 San José de la Montaña fue fuertemente golpeado por la violencia.

“Aquí hay inclusión social porque es un municipio pequeño y por fortuna, no ha llegado la descomposición social. Frente a eso, contamos también con programas sociales para contrarrestar cualquier fenómeno”, agregó el mandatario.

La educación, un trabajo intensivo en materia de valores y una adecuada coordinación entre las diferentes autoridades contribuyen también a la seguridad del municipio; no obstante, los 16 policías con los que cuenta San José de la Montaña deben atender otros delitos, como el hurto de ganado.

En un reciente consejo de seguridad, las autoridades reportaron un incremento del 25% en las capturas que se presentan en la población, pasando de 27 en 2013 a 34 en 2014, la mayor parte de ellas por tráfico de estupefacientes y extorsión.