Murió alias 'Paula', delegada del equipo negociador del Eln

Omaira Elena Vásquez falleció este martes en La Habana (Cuba) tras tener un paro cardíaco.

Alias 'Paula' murió tras un paro cardíaco.Tomada de Voces de Colombia

Una integrante del equipo de la guerrilla Eln que negocia con el gobierno de Colombia un acuerdo para superar medio siglo de conflicto armado falleció en Cuba, informó este jueves el grupo rebelde.

Omaira Elena Vásquez, cuyo nombre de guerra era "Paula", murió la mañana del martes en La Habana luego de ser atendida de "urgencia" el lunes en la tarde por un "paro cardíaco", señaló la comisión negociadora en un comunicado fechado en Quito (Ecuador), sede de las conversaciones de paz.

"Paula" falleció en la capital cubana tras 20 meses de cuidados médicos especializados a raíz de sufrir un accidente cerebro vascular, agregó. Vásquez integraba la dirección nacional del Eln y era parte de la comisión que sostiene conversaciones de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos desde febrero del año pasado.

(Lea aquí: “El gobierno reitera su voluntad de reactivar el cese al fuego”: Gustavo Bell).

Aunque la guerrilla no precisó su edad, la comandante era considerada una de las guerrilleras más mayores de la organización. "Su partida nos compromete y nos reta a seguir siempre junto al pueblo, en esta ruta de lograr una paz con transformaciones y dignidad para todas y todos los colombianos", agregaron los rebeldes.

El proceso entre el Eln y el gobierno está inmerso en su mayor crisis tras una ofensiva guerrillera el miércoles, horas después de que culminara el primer cese al fuego bilateral en cinco décadas de confrontación armada. Las partes tenían previsto comenzar ese día la quinta ronda de las pláticas en Quito, con miras a acordar una nueva tregua, pero tras los ataques Santos dejó en suspenso el reinicio de las conversaciones y llamó a consultas a su jefe negociador.

El presidente busca con el Eln un acuerdo similar al firmado a finales de 2016 con las Farc, ahora desarmadas y transformadas en partido político, para poner fin a un conflicto armado que, en medio siglo, ha dejado ocho millones de víctimas.