'No es contaminación, es un milagro de la vida'

En diálogo con El Espectador, el gerente de Ecopetrol del Meta responde a las denuncias por contaminación de aguas que han hecho las comunidades de Guamal, Castilla y Acacías.

La líder comunitaria Marta Chivatá sostiene dos piedras, una de ellas contaminada, que se encuentran en el punto de vertimiento  de la estación Chichimene. / Nelson Sierra
La líder comunitaria Marta Chivatá sostiene dos piedras, una de ellas contaminada, que se encuentran en el punto de vertimiento de la estación Chichimene. / Nelson Sierra

Aunque los pobladores del Meta ya no pescan en los ríos Acacías, Guayuribo y Orotoy, ni mucho menos se atreven a tomar de sus aguas, porque aseguran que están contaminadas, el gerente regional del Meta de Ecopetrol, Édgar Paternina, dice que esto hace parte de un imaginario colectivo porque “son aguas potables”, que en algunos casos incluso han dado paso a una “explosión de vida”. Paternina dice que el agua negra y pútrida que recogió la líder comunitaria Marta Chivatá, y que reportó este diario el fin de semana pasado, sólo tiene algas negras que se han nutrido con sales y otros minerales, que a su vez alimentan toda una cadena de microorganismos. En diálogo con El Espectador, la empresa se defiende de las denuncias que la comunidad ha hecho sobre los graves impactos ambientales y sociales que estaría dejando la explotación de hidrocarburos y que justificaría su no rotundo a la perforación del pozo Lorito, en Guamal, Meta.

Estuvimos en uno de los puntos de vertimiento de aguas derivadas del proceso de la estación Chichimene al río Acacías, donde hay trazas de contaminación por petróleo, sobre todo en las algas que están debajo de las piedras, que están negras y pútridas. ¿Qué puede decir sobre eso?

Este es un fenómeno natural y así lo explicó la autoridad ambiental en la última visita que nos hizo en marzo. Nuestras aguas tienen nutrientes que en general son sales, yodo, potasio y calcio. Estos nutrientes, y el hecho de que el agua es tibia...

Tibia no, caliente, como pudimos verificar...

Sí, claro. Los vertimientos deben estar sobre el orden de los 30 grados y la legislación nos obliga a estar por debajo de los 40 grados centígrados. Pero más allá de eso, lo que quiero decir es que cuando tú combinas temperatura, nutrientes y aire, pues automáticamente se dispara el milagro de la vida. Esa vida se genera debajo de las piedras, son como unas algas que se alimentan de los nutrientes que están en las aguas y por eso se genera ese olor característico de las cañerías, producto de ese proceso natural. Este olor no es una contaminación y es inocuo para la vida humana y animal. Además, estamos iniciando una cadena de vida porque estas algas son fuentes de vida para microinvertebrados, y aguas abajo del vertimiento se observan pececitos.

La verdad, no vimos un solo pez...

Hay un componente de partes por millón de hidrocarburos en el agua porque viene del proceso, pero estamos cumpliendo con la reglamentación. Además, si miras la foto en la que la señora está vaciando el agua de una botella en un vaso, la botella está traslucida, y si fuera petróleo hubiera quedado negra. Incluso, si hiciéramos algún intento de quitar estas algas, el problema sería que cualquier tratamiento que matara a las algas terminaría matando vida en el río. Debemos convivir con ese florecimiento de vida y permitir que viva esa cadena alimenticia.

¿Qué cadena alimenticia, si el agua está caliente y entendemos que en esa temperatura no pueden vivir los peces?

Esas aguas se mezclan con las del río. Yo he visto pececitos en el agua y eso es un buen síntoma de que el agua está saliendo pura.

¿No cree que un mal síntoma, en cambio, es que la comunidad no pesque ni consuma agua en ese lugar porque dicen que está contaminada?

El imaginario colectivo va creando diferentes interpretaciones de las cosas. Yo sé que es difícil que me crean porque trabajo para Ecopetrol, pero invito a que sean las autoridades ambientales, que nos hacen las visitas y revisan las aguas en estas zonas, quienes den esa tranquilidad, porque son las que manejan la ciencia.

¿Ya han hecho estudios sobre el impacto y los efectos del Bario que vendría en las aguas residuales de los campos Castilla y Chichimene, que causaría que peces nacieran con ceguera y perdida de aletas y que podría producir cáncer en los seres humanos?

En todos los análisis que hemos hecho de las aguas de producción de Castilla y Chichimene estas aguas no contienen Bario. Conozco esos casos en otros campos de producción en el mundo pero gracias a Dios la roca de donde está saliendo el petróleo no tiene Bario y por eso nuestras aguas no lo tienen.

Tiene conocimiento sobre el estudio que hizo la multinacional Chevron antes de entregarle el campo a Ecopetrol en 2001, con biólogos norteamericanos, que tocaría el tema del Bario en estas aguas?

No, no tengo conocimiento de ese estudio pero tengo todos los monitoreos, en donde el Bario es uno de los parámetros que la legislación colombiana controla para los vertimientos, que demuestra que las aguas no contienen este elemento.

¿Por qué Ecopetrol asegura que la sísmica con Sismigel es como una ecografía a una mujer embarazada, cuando ésto es muy diferente a explotar la tierra cada 50 metros con explosivos?

El Sismigel es un explosivo que hace mucho ruido pero tiene muy poco poder explosivo. Entonces, esto se parece a una ecografía en el sentido de que genera ondas que permiten visualizar en tercera dimensión qué es lo que está debajo del subsuelo. Esas explosiones son muy poco dañinas.

¿Por qué Ecopetrol está pagando un suministro de agua desde hace siete meses para pobladores de la vereda La Esmeralda en Acacías, Meta?

En la vereda La Esmeralda, para el año 2011, se empezaron a presentar unos problemas de calidad del agua de algunos pozos. La comunidad dice que eso es ocasionado por nuestra actividad, pero lo que hemos determinado es que los acuíferos que alimentan los aljibes han sufrido una pérdida del nivel, y esto puede estar asociado a mayores consumos, tanto para humanos como por agroindustria. Entonces, en cumplimiento de nuestra política empresarial, hemos venido extendiendo esta colaboración que inicialmente era para pocas familias, porque actualmente tenemos a 34 familias y una escuela con este programa de llevar agua potable.

Pero las comunidades y el profesor Óscar Vanegas, director del centro de Altos Estudios mineroenergéticos de la Universidad Industrial de Santander (UIS) dice en cambio que el problema es que en esta región hay pozos mal sementados que permitieron la filtración de crudo, contaminando los aljibes.

No conozco los estudios de la persona que me dice pero lo que digo es que eso es imposible porque el yacimiento de petróleo no tiene la energía suficiente para que fluya hasta las superficies. En los yacimientos de Castilla y Chchimene no pasa eso. Yo conozco otros yacimientos de otras partes en las que efectivamente el petróleo sube a las superficies.

¿Por qué Ecopetrol no considera riesgoso para la población de Castilla La Nueva la perforación del Clúster 66, que quedaría a menos de 600 metros del barrio El Paraíso y a menos de 200 metros de la zona de expansión urbana?

En el Plan de Manejo Ambiental se resumen las restricciones que tiene Ecopetrol para desarrollar este proyecto. La autoridad nos define qué tan lejos debemos estar de una escuela, de una vivienda o de un nacedero. Esas limitaciones son las que hemos tenido en cuenta y estamos cumpliendo la ley.

¿Cuáles son las medidas que Ecopetrol va a tomar frente a una posible afectación a la salud de la población que está cerca a la estación de Castilla 2 en Acacías, Meta?

Los análisis y monitoreos de aire que nosotros tenemos nos dan la tranquilidad para decir que en las instalaciones donde tenemos a los funcionarios de Ecopetrol y operarios en esta estación, los límites a estas emisiones están dentro de los parámetros permitidos.

Pero también recogimos denuncias de operarios de esta estación que señalan que varios de ellos se han desmayado por inhalar gases dentro de la estación.
No, en los reportes de salud que yo tengo de los responsables de Ecopetrol y de los contratistas no tenemos esos indicadores de desmayos por inhalación. Tendría que volver a verificar, pero yo reviso los reportes semanalmente. He tenido reportes de desmayos de personas que están trabajando a campo abierto, por insolación o deshidratación, pero no por inhalación de gases.

La perforación del pozo Lorito es innegociable para las comunidades que se niegan debido a los impactos de la explotación petrolera en la región. ¿Qué van a hacer?

Desde la última vez que hablamos hace dos meses hemos seguido trabajando con las autoridades de los municipios de Guamal y Castilla La Nueva, y con el gobernador del Meta, buscando entender a qué obedecen las inquietudes que tienen las comunidades con relación al proyecto. Y de acuerdo con eso estamos tomando medidas adicionales y proponiendo soluciones de fondo, como la propuesta de un acueducto para los cascos urbanos y rurales de los municipios de Guamal, Castilla La Nueva, y Cubarral.

[email protected]

@Natal1aH

441908

2013-08-22T22:00:00-05:00

article

2013-08-22T22:00:07-05:00

none

Natalia Herrera Durán

Nacional

'No es contaminación, es un milagro de la vida'

48

9266

9314