No hay líos con salvaguardas

Fuentes del sector aclaran que no es cierto que con las salvaguardias al acero se pueda encarecer la vivienda en Colombia.

Fuentes del sector del acero  hicieron algunas precisiones sobre el tema de las salvaguardas, ante las presiones que desde muchos sectores han surgido sobre el tema y fijaron su posición.

Primero se dejó claro que no es cierto que con las salvaguardias se vaya a encarecer el costo de la vivienda en Colombia.

“Incrementos del 15% y del 20%, que se han venido anunciando los importadores son falsos. Según el Índice de Precios de Costos de la Construcción, del Dane, el acero solo representa el 7,9% del costo de una obra. Por lo tanto, un incremento de 10% en el precio de este metal solo representaría un aumento del 0,78% en los costos de la vivienda, señaló una fuente del sector."

Las salvaguardias son la clave de la sostenibilidad de la locomotora de la construcción. Si la industria nacional del acero desaparece, el mercado quedaría en manos de los importadores. Y a la postre controlarían el negocio y los precios, lo cual se convertiría en un grave riesgo para el sector de la construcción en Colombia”, precisó.

Según se sabe,  las salvaguardias, lejos de ser un mecanismo anti TLC, son un ejemplo de madurez del país en la ejecución de los Tratados de Libre Comercio. Por lo tanto son una muestra de madurez, pues Colombia empieza a hacer uso de los instrumentos a los que tiene derecho y que consagra, precisamente la OMC (Organización Mundial del Comercio), para regular el libre comercio y los tratados de libre comercio”.

"De hecho, es la primera vez que el país acude a las salvaguardias OMC, lo que demuestra que el país está preparado para enfrentar los retos y las reglas de la libre competencia”, asegura un informe conocido por este medio.

Considera el estudio que "las salvaguardias son una herramienta que utilizan países tan industrializados como Estados Unidos, que incluso impuso hace poco medidas restrictivas a las importaciones de acero provenientes de México, a una firma socia de un importador colombiano".

Este viernes los importadores de acero emitieron un comunicado con el que argumentaban que "el proteccionismo no es la solución a los problemas de competitividad de la industria siderúrgica en Colombia".