¿Cómo será la atención de las víctimas en Bogotá en medio de la pandemia?

hace 2 horas

La nueva cara de la casa Zea

Después de 60 años de ser declarada monumento nacional y ser objeto de pleitos jurídicos, la residencia del prócer Francisco Antonio Zea fue restaurada con una inversión de $1.182 millones.

La casa Zea fue la primera vivienda de Medellín declarada patrimonio cultural, en 1954. / Fotos: Luis Benavides

A la vivienda más antigua de Medellín y una de las más cargadas de historia, renombre y líos en esta capital, por fin le llegó la hora de cumplir una misión acorde a su título de patrimonio nacional: el sábado pasado, recién restaurada, fue convertida en la primera casa cultural de la zona céntrica.

Que sea considerada la residencia más vieja de la capital paisa es un decir de Socorro Inés Restrepo, presidenta de la Academia Antioqueña de Historia, quien afirma no conocer otra casa que anteceda a ésta, aunque no hay certeza absoluta de su antigüedad.

Lo de historia y renombre va por cuenta de quien fue su propietario: Francisco Antonio Zea, científico, político y periodista. Este hijo de vascos perteneció a la Expedición Botánica, fue presidente del Congreso de Angostura de 1819 y vicepresidente de la Gran Colombia, y estableció las relaciones entre la República de Colombia y los reinos de Inglaterra y Francia. Murió en Inglaterra el 22 de noviembre de 1822.

Tampoco es seguro que Zea haya nacido en esa casa, pese a que un mensaje con letras rústicas, grabado en mármol, diga que fue así en noviembre de 1776. “Históricamente se puede comprobar que la propiedad fue comprada por Zea cuando ya era adulto para que viviera su madre pero no la habitó nunca”, asegura Juan Isaza Londoño, director de Patrimonio del Ministerio de Cultura.

Sin embargo, el vínculo de la edificación con el prócer permitió que fuera conservada y que el gobierno de Gustavo Rojas Pinilla la incluyera en el conjunto de monumentos nacionales el 4 de marzo de 1954, mediante el decreto 669, explica Néstor Vargas, el arquitecto a cargo de la restauración.

La norma dispuso, en su momento, que la vivienda debía servir de sede y estar al servicio de la Academia Antioqueña de Historia. Sin embargo, relata Vargas, allí funcionaría después una escuela agropecuaria. No se sabe hasta cuándo funcionó. En todo caso, una mujer que al parecer trabajaba allí se quedó en la residencia con el propósito de cuidarla.

Sólo en 1998, cuando la propiedad pasó del Ministerio de Transporte al de Cultura, el Estado proyectó restaurarla, “hizo un contrato para el proyecto arquitectónico y una licitación para la obra”, agrega Isaza. Sin embargo, no fue posible ejecutarlo porque encontraron la casa habitada. Desde entonces, el ministerio inició un largo proceso jurídico para recuperar el inmueble.

El proceso de restauración se enredó tanto que la vivienda, al menos en la fachada, se marchitó en los últimos años. Parecía caerse poco a poco. Ante esta situación, dos abogados interpusieron una acción popular en 2007 para que el Ministerio de Cultura y el municipio de Medellín protegieran el inmueble.

Más adelante, dos fallos de 2007 y 2008, de primera y segunda instancia —del Juzgado 21 Administrativo del Circuito de Medellín y el Tribunal Administrativo de Antioquia—, obligaron al Ministerio de Cultura y al municipio a recuperar la construcción.

La negociación, en cualquier caso, no fue sencilla. Sin embargo, Isaza dice que el proceso terminó bien para ambas partes y que la señora salió en “condiciones dignas”. Con el camino despejado, la restauración, que requirió una inversión de $1.182 millones aproximadamente, comenzó hace seis meses y finalizó el pasado fin de semana.

Ahora los visitantes de este monumento de 500 metros cuadrados verán en las paredes de las ocho habitaciones objetos históricos, entre los que se encuentran papeles de colgadura importados de la Europa de la época, que retratan las costumbres de quienes vivían allí, la familia de un ilustre que, además de participar activamente en la causa republicana junto a Simón Bolívar, fue diplomático en Europa.

 

 

@walterariash

523489

2014-10-21T23:14:16-05:00

article

2014-10-21T23:40:22-05:00

none

Wálter Arias Hidalgo

Nacional

La nueva cara de la casa Zea

28

3881

3909