Por nuevo caso de muerte en corralejas buscan acabar con esta costumbre

Esta vez la tragedia se presentó en Cartagena.

La embestida y agónica muerte de Lucio Espinosa es otro episodio rutinario en la cadena de barbarie que sobreviene con cada corraleja, advierten las autoridades.

Roberto Portillo, director Defensa Civil de Bolívar, atendió este caso y otras agresiones mortales que irónicamente imprimen mayor euforia y drama a esta fiesta centenaria. Ver video.

"Lo vi y me preocupé mucho, me dieron ganas de hacer algo pero llegó el toro lo enganchó y le hizo una herida tan grave que terminó matándolo", relató.

El investigador cultural Martín Salas no encuentra razones sensatas para aceptar el dolor y la muerte de seres humanos como elementos de diversión.

"El primer valor es la vida, la muerte no puede ser diversión. No me explico cómo una gente puede tomar cerveza a costa de la muerte de otro", dijo.

Etel Renhals, ama de casa, cree que pese a los peligros la tradición debe mantenerse, pero limitar el acceso a los ruedos solo a los toreros profesionales y manteros experimentados.

"Deberían prohibir eso a las personas borrachas y a los adolescentes que son los que más mueren al meterse ahí", agregó.

Pero no obstante las muertes, ninguna crítica modifica estos festejos asociados a la crueldad y la indolencia.

Las corralejas siguen vigentes bajo la consigna popular de que mientras más violentas, generan mayor impacto en el público.

Tomado de Noticiascaracol.com

Temas relacionados

 

últimas noticias