ONG colombiana Red Mariposas de Alas Nuevas gana Premio Nansen

Dotadas de recursos extremadamente limitados, las mujeres efectúan su voluntariado a pie, enfrentándose a difíciles situaciones de violencia

La ONG colombiana Red Mariposas de Alas Nuevas Construyendo Futuro, que defiende los derechos de las mujeres desplazadas, ha sido galardonada con la prestigiosa distinción internacional Premio Nansen de los refugiados.

El galardón ha valorado que las miembros de la Red "arriesguen sus vidas para ayudar a las supervivientes de los desplazamientos forzados y los abusos sexuales", según explica en un comunicado el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Con base en Buenaventura, en la costa pacífica colombiana, las activistas de la Red, todas voluntarias, han ayudado hasta la fecha a más de un millar de mujeres y sus familiares.

Tras Siria -sumida en una cruenta guerra civil desde hace tres años-, Colombia es el segundo país del mundo con más desplazados internos. En Buenaventura, las consecuencias de cinco décadas de conflicto armado han hecho especial mella, dado que esta ciudad portuaria e industrial padece una de las tasas de violencia y de desplazamientos más altas del país.

Según el ACNUR, las mujeres son muy a menudo las principales víctimas de los grupos armados que, para demostrar su poder, las secuestran, violan, torturan y asesinan como un método de venganza.

"Las Mariposas realizan un trabajo extraordinario en un contexto extremadamente difícil. Actúan cotidianamente para curar las heridas de las mujeres y los niños de Buenaventura y, para ello, ponen en peligro su propia vida. No hay palabras para definir su valentía", afirma, citado en el comunicado, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres.

"En su guerra de territorios, los grupos armados ilegales de Buenaventura pretenden destruir el tejido social de las comunidades. Violentan a las más vulnerables; las atacan sexualmente, las secuestran o las asesinan. Las Mariposas voluntarias ponen a las personas desplazadas y a las víctimas de abusos bajo sus alas y las ayudan a retomar sus vidas y a defender sus derechos", agrega Guterres.

Dotadas de recursos extremadamente limitados, las mujeres efectúan su voluntariado a pie, enfrentándose a difíciles situaciones de violencia, pero acercándose a las víctimas, que a menudo viven aterrorizadas muy cerca de sus agresores.

Entablar confianza con las víctimas no es fácil, pero las Mariposas usan el sistema de "comadreo", la mezcla de respeto, confianza, solidaridad y confidencialidad.
Los talleres de formación organizados por las Mariposas son la piedra angular de la asistencia, donde las víctimas aprenden que no están solas y que tienen unos derechos que reivindicar.

También la actriz estadounidense Angelina Jolie, enviada especial del ACNUR, alabó el trabajo de las Mariposas en su lucha contra las agresiones sexuales contra las mujeres.

"Las Mariposas usan su fuerza de mujeres para ayudar a miles de personas vulnerables que en caso contrario estarían privadas de derechos y de protección. Espero que esta distinción sirva para que personas en todo el mundo comprendan que debemos cambiar de actitud con respecto a la violencia sexual y contribuir a acabar con la impunidad para estos crímenes", manifestó Jolie.

Las Mariposas recibirán la medalla de la distinción Nansen en una ceremonia que tendrá lugar en Ginebra el próximo 29 de septiembre.

Temas relacionados