ONU pide parar la violencia en Buenaventura

El principal puerto del Pacífico colombiano ha sido azotado por una guerra entre bandas criminales.

La vida en San Antonio, uno de los barrios más pobres de Buenaventura.

 El representante de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas en Colombia, Todd Howland, pidió este viernes a las autoridades que tomen medidas para poner fin a la violencia en Buenaventura, el principal puerto del Pacífico colombiano, azotado por una guerra entre bandas criminales.

Howland visitó este viernes Buenaventura junto al representante de la ACNUR en Colombia, Felipe Camargo, y el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, y pidió a las autoridades locales, regionales y nacionales "acordar medidas urgentes con el fin de parar la violencia".

Buenaventura sufre desde hace cerca de un año la guerra desatada entre las bandas Los Urabeños y La Empresa, una facción de Los Rastrojos, que ha dejado un reguero de muertos en esta ciudad y ha incrementado el desplazamiento interurbano.

Hace cerca de dos semanas las autoridades denunciaron el desplazamiento de 629 familias, un total de 2.516 personas, por los enfrentamientos entre estas dos bandas narcoparamilitares que se disputan el control de la ciudad.

Howland, que visitó las barriadas más castigadas por la violencia, denunció que en lo corrido del año se han presentado unos 145 homicidios en la ciudad.

Temas relacionados