ONU, preocupada por asesinatos de líderes sociales en zonas de conflicto

El organismo humanitario solicitó medidas urgentes para evitar el recrudecimiento de la violencia en el país.

/EFE

Este lunes la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo público un comunicado en el que se pronunció acerca de la violencia y los más recientes asesinatos de líderes sociales en zonas afectadas por el conflicto armado colombiano. En el mensaje recalcaron que estos lamentables hechos hacen que se genere desconfianza en las negociaciones de paz que se están llevando a cabo entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc. (Lea: Van 70 asesinatos de defensores de derechos humanos en 2016)

“El Equipo de País y la Misión de las Naciones Unidas en Colombia manifiestan su preocupación por acciones violentas, incluyendo recientes asesinatos, dirigidos a líderes sociales en varias zonas del país afectadas por el conflicto armado”, dijeron. 

Además, agregaron que “las Naciones Unidas entienden el temor de las organizaciones sociales afectadas y su reclamo para que se tomen urgentemente las medidas necesarias para evitar el recrudecimiento de la violencia, que socava la confianza en las perspectivas de una paz estable y duradera, ante la expectativa de la firma del Acuerdo Final entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP”. (Lea: Farc pide a Santos implementar acuerdo sobre garantías de seguridad tras muerte de líderes sociales)

Igualmente la ONU apoyó la decisión del presidente Juan Manuel Santos de convocar una reunión de alto nivel con la Comisión Nacional de Derechos Humanos además de pedir que se proteja a la población civil adelantando las investigaciones necesarias sobre los crímenes ocurridos. (Lea: Dirigentes sociales, sin garantías de seguridad)

“Esperamos que la celeridad en las investigaciones, como lo ha solicitado la Defensoría del Pueblo, y las medidas que puedan tomar los diferentes organismos del Estado, contribuyan a la protección de la población civil y a generar mayor tranquilidad en las comunidades. El Acuerdo Final de Paz prevé la implementación de varias medidas dirigidas precisamente a garantizar la seguridad de líderes y lideresas de organizaciones sociales y defensores de derechos humanos, así como la seguridad para el ejercicio de la política, en particular mediante la instalación de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad”.

Se conoció también que en los últimos días llegaron 56 nuevos observadores internacionales para el mecanismo tripartita. La gran mayoría de países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), pero también de España, Portugal y Suécia.