Organizaciones sociales convocan a un gran paro nacional para el 23 de octubre

Voceros de 12 departamentos y representantes de organizaciones agrarias nacionales acordaron una movilización en protesta por el incumplimiento del Gobierno a lo pactado en el Acuerdo de Paz de La Habana.

Luego de una reunión que se realizó este miércoles en Bogotá,  voceros de 12 departamentos y representantes de organizaciones agrarias nacionales decidieron convocar a  un paro nacional indefinido en señal de protesta ante el incumplimiento por parte del Gobierno a los acuerdos pactados en La Habana.

Se decidió, asimismo,  redactar un pliego de peticiones que será radicado ante la Presidencia de la República con el fin de que se reactive la Mesa de Interlocución y Acuerdo (MIA) y se aborden compromisos sin cumplir por parte de las autoridades.

"No existen avances significativos en las garantías de seguridad para los líderes sociales y las comunidades en los territorios, el Gobierno Nacional incumple los acuerdos de sustitución voluntaria de cultivos e impone la erradicación violenta y continúa la violación de derechos humanos y los asesinatos de líderes sociales especialmente por grupos paramilitares y miembros de la Fuerza Pública", señala el comunicado de las organizaciones en el que realizan una serie de exigencias:

1. Implementación normativa y territorial del Acuerdo de paz de La Habana.

2. Reclamar las reivindicaciones locales, territoriales y el cumplimiento de los acuerdos pactados anteriormente con los gobiernos locales y/o nacional.

3. Exigir las garantías de seguridad para el ejercicio de la política y la protesta social y seguridad para las comunidades rurales. 

4. Reactivar la Mesa Nacional Agropecuaria y Popular de Interlocución y Acuerdo (MIA), y conformar las mesas de interlocución departamentales para que sean los espacios para tramitar el pliego de peticiones que será presentado al gobierno nacional. 

"Adicionalmente rechazamos y denunciamos ante la comunidad nacional e internacional los planes de estigmatización, señalamiento y falsos positivos judiciales que se adelanten por parte de las Fuerzas Militares y el gobierno nacional hacia las organizaciones que participemos en la movilización", detalla el texto. 

 

 

De acuerdo con César Jeréz, Miembro de la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra-ACVC y de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina-ANZORC, es claro que para que el  país se transforme el gobierno tiene que cumplir. "El documento de pliegos  resume los incumplimientos de 2013 hasta la fecha y los reclamos ante el incumplimiento del acuerdo de La Habana. Por eso se busca la reactivación de la mesa nacional y de los escenarios regionales. Hay pliegos regionales y locales y hay un reclamo central en esta movilización. El marco general es de incumplimiento y ahora lo que le toca a la gente, a los sujetos de la implementación, es reclamar", señaló.

Según David Flórez, vocero de Marcha Patriótica,  aunque el paro será a nivel nacional, habrá territorios en los que las acciones sociales se sentirán con mayor fuerza. "Habrá acciones diversas. Una fuerza significativa en el suroccidente colombiano, Guaviare, sur del Meta, urabá antioqueño, muy buena parte del territorio nacional donde se viene presentando este incumplimiento sistemático y vienen dándose estas erradicaciones forzosas que no van de la mano con la política integral acordada en la mesa de La Habana", señaló.

En particular,  a las organizaciones les preocupa "el incumplimiento a los acuerdos colectivos de sustitución concertada, el estancamiento del Programa Nacional de Sustitución Integral de Cultivos de Uso Ilícito y la obstrucción a varios proyectos de ley para poner en marcha lo pactado en la mesa de La Habana. Además, el escaso o nulo avance en temas como las garantías de seguridad y la apertura democrática". 

Sobre el caso de Tumaco, Luz Perly Córdoba, vocera de Coccam, explicó que la exigencia al gobierno es que actúe  pero no incrementando el pie de fuerza: "Allí en Tumaco hay mucha fuerza publica y fue la que le disparó a los campesinos. Lo que estamos exigiendo es la implementación de los Acuerdos de La Habana ya. Del punto 1, del punto 3 y 4. Si esto se pretende resolver unicamente con fuerza pública, esto va de mal en peor".

 

 

Aseguró, además, que las organizaciones sociales necesitan que el Gobierno les de garantías para la movilización "que este paro no nos termine costando la vida o la libertad. Tiene que garantizarnos la seguridad en los territorios como le corresponde al Estado y como está establecido constitucionalmente". 

Al paro nacional indefinido se han adherido organizaciones como Anzorc, la Coccam y Fensuagro. También comunidades agrarias de al menos 11 departamentos del país.

A eso se suma la jornada de indignación que este jueves en la mañana adelantaron en la sede del Ministerio de Agricultura cerca de 200 campesinos del proceso de comunidades negras PCN,  el Congreso de los Pueblos, la Comisión de interlocución del Sur de Bolívar y el Movimiento Ríos Vivos, exigiendo el cumplimiento de los acuerdos de paz.