Padre asesina a sus propios hijos y luego se quita la vida

Enfurecido porque su esposa lo abandonó, Isaac Pimentel decidió degollar a sus dos hijos.

El poblado de San Antonio de Anaconia ubicado en el corregimiento de Vegalarga en el Huila, está de luto por la muerte de dos niños a quienes su propio padre, degolló con un cuchillo, el pasado domingo.

Este triste hecho se habría presentado por que Luz Deisy Cruz, de 24 años, esposa del perpetrador, Isaac Pimentel, de 49, lo habría dejado por los malos tratos físicos y psicológicos que de él recibía.

Trágica historia

Desde hace cuatro meses Deisy, cansada de los malos tratos, que soportó durante siete años de relación, decidió abandonar definitivamente a su pareja. Isaac Pimentel tenia permitido por orden del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, ver a sus hijos solo los fines de semana.

El pasado sábado en la tarde, Isaac fue a recoger a sus hijos María Paula y Miguel Ángel Pimentel Cruz de 7 y 5 años, quienes vivían con sus abuelos maternos. El hombre se comprometió a devolverlos el domingo, pero nunca regresó con los menores.

José Alberto Cruz Cleves, abuelo materno de los pequeños, contó que “el domingo, a eso de las 4:00 de la tarde me llamó una hija y me dijo: papá trasládese a la molienda de Pimentel, no sé qué está sucediendo con los niños”.

“Entonces yo convidé a cuatro amigos y me dirigí al sitio que queda a pocos minutos del pueblo. Cuando estábamos cerca escuchamos que él nos gritó: Ábranse de acá, no quiero ver a nadie, estoy armado y no respondo. Nos tuvimos que retirar. Como a la media hora me llamó un teniente de la Policía, yo le informé lo que sucedía y me dijo que ya iban a apoyarnos”.

“Al rato también llegó al sitio el párroco de San Antonio y le preguntó que en qué le podía colaborar, entonces él le contestó que lo único que le pedía era que enterrara a sus hijos, y lo amenazó con el arma”, continuó narrando José Alberto.

Cuando las unidades de la Policía y el Ejército llegaron al lugar de los hechos, acordonaron el sitio pero Isaac Pimentel ya se había fugado. Los uniformados emprendieron su búsqueda y sólo hasta la mañana de este lunes lo encontraron sin vida, cerca de donde el día anterior había asesinado vilmente a sus dos hijos.

Pimentel degolló a los dos niños con un cuchillo, y luego se quitó la vida.

Los niños estudiaban en la escuela municipal de San Antonio de Anaconia, María Paula cursaba segundo grado, mientras que Miguel Ángel estaba apenas en preescolar.

La acongojada familia de los menores no sale del asombro de lo que fue capaz de hacer Pimentel, por represalia contra su ex mujer.

“Mi hija recibía maltrato de su marido pero el Icbf nunca hizo nada por ella, él se emborrachaba y buscaba pegarle, nos amenazaba también diciendo que iba a acabar con nosotros”, expresó con voz quebrantada el abuelo de los infantes.

Así mismo, explicó que la madre tuvo que irse a trabajar a Neiva a un almacén, porque el Bienestar Familiar le exigía pagar el 50% de la cuota de manutención de sus hijos, así que sólo podía estar con ellos los fines de semana en el pueblo. “Ambos habían llegado a un acuerdo que cada uno pagaba 100.000 pesos mensuales para la cuota alimentaria, por eso los dos trabajaban”, indicó José Alberto.

Isaac Pimentel trabajaba como ayudante de albañilería y como conductor de un bus del colegio Campestre, de Rivera, trabajo del cual lo despidieron la semana pasada.

Los cuerpos sin vida de los hermanitos Pimentel Cruz fueron entregados a su madre en la tarde de este lunes por medicina legal en Neiva, y hacia las 10:00 de la noche fueron velados en Los Olivos.
 

Temas relacionados