Pañales y toallas higiénicas podrían producirse con residuos de maíz

Estos desechos agroindustriales reemplazarían los materiales convencionales para la elaboración de estos productos altamente contaminantes que pueden durar hasta 500 años en descomponerse.

iStock

Con este proyecto para elaborar productos de higiene sostenibles a partir de residuos agroindustriales, el equipo conformado por dos estudiantes de la Universidad Nacional (U.N.) Sede Medellín y uno del Instituto Tecnológico Metropolitano (I.T.M.), resultaron finalistas en el Premio Latinoamericano Gabriel Betancourt Mejía.

El reconocimiento, en el marco de la VIII Cátedra de Investigación Latinoamericana y Caribeña, organizada por la Asociación de Universidades de América Latina y el Caribe para la Integración (Aualcpi), selecciona las tres mejores iniciativas en temas como integración, innovación y desarrollo sostenible. Para esta versión se postularon alrededor de 100 propuestas de universidades de Colombia, Cuba, Argentina y Brasil.

Con el acompañamiento del profesor Alejandro Valencia, las estudiantes Verónica Valencia de Ingeniería Administrativa, Sindy López de Industrial, ambas de la U.N., y Juan Pablo Vélez, de Diseño Industrial del I.T.M., desarrollaron y presentaron la propuesta.

“Encontramos que una de las características de estos materiales es un alto contenido de celulosa. La investigación dio como resultado que los residuos agroindustriales del maíz representan una oportunidad para la obtención de esta materia prima alternativa”, explicó la estudiante Valencia.

La convocatoria de Aualcpi, realizada anualmente, busca propuestas estudiantiles y de investigadores iberoamericanos que aporten a la solución de problemas en Latinoamérica. Este año la invitación se centró en los objetivos del milenio de la ONU, uno de los cuales hace un llamado a garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles. Con base en ello, los jóvenes, quienes hacen parte del semillero de investigación de la Asociación Nacional de Estudiantes de Ingenierías: Industrial, Administrativa y de Producción (Aneiap) y del Semillero Interdisciplinar en Investigación y Mercados del I.T.M., formalizaron la propuesta.

Otro de los objetivos del milenio contempla generar oportunidades de empleo para comunidades vulnerables sin sacarlas de su contexto. En ese sentido, la propuesta considera vincular, en su fase de ejecución, a dos poblaciones clave: madres cabeza de familia y comunidades rurales.

“A finales de septiembre presentamos el proyecto que compite con los de otras universidades, de los cuales tres proyectos contarán con financiación directa de Aualcpi. En todo caso también tenemos la oportunidad de que nos escuchen las otras instituciones participantes y, por qué no, que también se interesen”, señaló el profesor Alejandro Valencia.

Además, “figurar entre los finalistas es una ganancia y lo que pretendemos es ver esta oportunidad no solo como el concurso, sino como la posibilidad de generar socios estratégicos con quienes podamos ejecutar el proyecto y darle más impacto en Latinoamérica”.

Los resultados del Premio Latinoamericano Gabriel Betancourt Mejía se conocerán entre el 21 y 22 de septiembre en Bogotá, durante la VIII Cátedra de Investigación Latinoamericana y Caribeña.

Temas relacionados