¿Para qué sirvió el megaconcierto de Cúcuta?

El recital, que se realizó en el puente de Tienditas el 22 de febrero, convirtió a la capital de Norte de Santander en noticia mundial. Sin embargo, El Espectador habló con los alcaldes de Cúcuta, Los Patios y Villa del Rosario, regiones fronterizas con Venezuela, quienes aseguran que después de ese día nada ha cambiado.

Al concierto Venezuela Aid Live asistieron más de 300.000 personas. EFE

Entre 2005 y 2016 la frontera entre Colombia y Venezuela fue cerrada 14 veces. Seis de ellas fueron ordenadas por Colombia y ocho por Venezuela.

Uno de los cierres más recordados ocurrió el miércoles 19 de agosto de 2015, luego de que tres uniformados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana resultaran heridos, al parecer, por grupos ilegales de Colombia mientras realizaban labores contra el contrabando en la zona fronteriza de San Antonio de Táchira. Por esto, la frontera estuvo cerrada por más de 10 meses. En ese tiempo, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas, Venezuela deportó a más de 1.532 colombianos y otros 18.377 regresaron por miedo a ser expulsados. Pero no sólo colombianos volvieron al país, también llegaron venezolanos.

La crisis se agravó. A finales de 2018, Colombia ya tenía más de 1'174.000 venezolanos en su territorio. Debido a la difícil situación que atraviesa Venezuela, el multimillonario Richard Branson convocó a 30 artistas para realizar un concierto en el extremo colombiano del Puente Tienditas, entre Cúcuta y Táchira.

El evento, en el que participaron artistas como Juanes, Maluma, Paulina Rubio, Nacho, Chino, entre otros; pretendía pedirle al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que dejara entrar la ayuda humanitaria que varios países habían reunido para mitigar la crisis que sufren los venezolanos. 

Pasó el concierto. La ayuda no entró. Los camiones fueron incinerados (todavía no hay claridad sobre quién lo hizo). Y Norte de Santander volvió a quedar en el olvido.

(Lea: Cuando Cúcuta fue noticia mundial)

Venezuela y Colombia comparten una frontera de 2.219 kilómetros. De estos, Norte de Santander tiene 479 kilómetros, en los cuales hay cuatro pasos legales, pero incontables pasos de los que no se tiene control y en muchas ocasiones son manejados por grupos ilegales. Desde el cierre de 2015 se provocó una ola de migrantes que sumieron al departamento en una crisis social, económica, médica, académica y política. Colombia tuvo que vivir la otra cara de la moneda. Pasó de ser un país expulsor a uno receptor.

Según cifras de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, más de 8.000 colombianos emigraron a Venezuela en busca de mejores oportunidades y otros, huyendo del conflicto armado que vivía el país. En el documento Exilio colombiano, Huellas del conflicto armado más allá de las fronteras publicado en agosto de 2018 por el Centro Nacional de Memoria Histórica concluye que de "las miles de personas que regresaron forzadamente al país por pasos, trochas y puentes, un número considerable –quizás una de cada diez– era víctima del conflicto armado colombiano”.

Durante los años 80 Venezuela fue un país atractivo. En ese momento era un paraíso petrolero. A inicios de los 90, alcanzó picos de 3,5 millones de barriles de petróleo por día. En 2018, sólo tuvo 1.2 millones, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

La primera bonanza petrolera atrajo a 508.166 colombianos, según el censo de 1981. En el de 2011 ya había más de 721.791, que correspondían al 2,5% de la población de Venezuela. Después de los problemas de la frontera, tanto los nacionales como los venezolanos huyeron hacia Colombia.

Juan Fernando Cristo, cucuteño y exministro del Interior, dijo en su cuenta de Twitter que "un mes después del famoso concierto en la frontera y del frustrado show de la ayuda humanitaria, la situación de Cúcuta es peor que nunca. Nadie del Gobierno regresó a la ciudad y no se decide ninguna ayuda. El comercio cayó un 60%, la ocupación hotelera 45%. La crisis social crece".

El Espectador habló con los alcaldes de Cúcuta, Los Patios y Villa del Rosario quienes coinciden en que después del megaconcierto no sucedió nada nuevo en sus regiones a pesar de que el Gobierno prometió que los ayudaría.

¿Qué sucedió en Cúcuta?

“No hablé con el presidente Duque el día del concierto, pues estaba con los otros presidentes. Supongo que no era el momento. Pero esta es la fecha y tampoco he hablado con él”, indicó César Rojas, alcalde de Cúcuta desde 2015. Duque estuvo en el concierto junto a los mandatarios de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y de Chile, Sebastián Piñera.

Rojas, perteneciente al partido Opción Ciudadana, asegura que la “ciudad ha caído en una crisis por la masiva entrada de venezolanos”. Esto generó “falta de oportunidades laborales, el incremento de la delincuencia por parte de algunos venezolanos, la informalidad, el desempleo, la educación y salud”.

(Le recomendamos: Richard Branson, el hombre detrás del concierto en Cúcuta)

La población de la ciudad creció en los últimos años. El último censo informó que la capital de Norte de Santander tiene 703.000 habitantes, 118.000 más que en el censo de 2005 y 220.000 más que en el censo de 1993.

La situación de empleo se agravó. “Si antes era difícil conseguir trabajo ahora es peor”, dijo el alcalde. El trimestre de noviembre - enero, se registró una tasa de 16,9% de desempleo, la segunda más alta del país luego de Quibdó, de acuerdo con cifras del Dane.

La educación es también un problema para los niños en esta región. Según cifras de la secretaría de Educación de Cúcuta, 9.174 venezolanos estudian en la ciudad. Alrededor de 3.000 cruzan la frontera todos los días.

“Los niños que estudian acá y que son de la frontera están siendo atendidos a través de recursos que ha enviado el Gobierno. Aquí se les brinda alimentos en las aulas y los ayudamos lo posible para que no dejen de estudiar”, dice Rojas.

Villa del Rosario

Villa del Rosario es el primer municipio en la frontera del departamento de Norte de Santander. A diario, transitan más de 30 mil personas que “vienen únicamente a hacer sus compras diarias y se regresan nuevamente hacia Venezuela. Tenemos un flujo grande de ventas informales y nos genera un tema de inseguridad y sobrepoblación”, dice el mandatario local, Pepe Ruiz.

Este municipio, que limita al norte y al oriente con Venezuela, tiene una población cercana a los 100.000 habitantes, de los cuales, según el alcalde, cerca de 23 mil serían venezolanos. 

(Lea también: Cúcuta, entre la tensión y la calma)

En el tema de salud no están bien pues “nuestro hospital no es de primer nivel por lo tanto no tenemos mucha ayuda. Cuando los heridos son graves debemos trasladarlos a uno de segundo nivel que está en Cúcuta”, dice Ruiz Ramírez, perteneciente al partido Autoridades Indígenas de Colombia, Aico.

Los Patios

“La situación no creó problemas, sino que los agrandó. La tasa más alta de desempleo la estamos viviendo ahora”, dice el alcalde del municipio, Diego Armando González Toloza, quien ganó la alcaldía tras una coalición del Partido de la U, Cambio Radical y Opción Ciudadana.

Los problemas de esta localidad también recaen principalmente en el tema de salud.  “Atendemos a todos los venezolanos que vienen al hospital de Los Patios, pero es algo que nos queda imposible. No nos da la mano de obra para hacerlo”.

Además, los centros educativos se ven afectados. No dan abasto con la cantidad de estudiantes que ingresan a diario, según González. De los 16.000 que hay, cuatro mil son venezolanos. 

“No hablemos ni del tema de seguridad, ese sí que ha empeorado al igual que la generación de empleo. Si antes la gente tenía problemas para conseguir trabajo ahora peor”, asegura el mandatario de Los Patios. 

¿Qué piden?

Los mandatarios de Norte de Santander, incluyendo al gobernador, William Villamizar, tuvieron una reunión a finales de marzo con la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, donde acordaron que iban a implementar un plan de choque para mitigar la situación generada por el cierre de frontera.

“Pedimos un plan efectivo donde se vean los resultados. El Gobierno está haciendo algo, pero yo no le veo soluciones de fondo”, dijo el alcalde de Cúcuta.

El alcalde de Los Patios asegura que la ayuda del Gobierno “está como en veremos. Se determinaron unas iniciativas, pero hasta el momento el gobierno no se ha pronunciado. La difícil situación no es un hecho de ahora sino de hace muchos años”.

Ante este panorama, el alcalde de Cúcuta envió una carta al presidente de la República, Iván Duque, para solicitar una línea de crédito del Banco de Comercio Exterior de Colombia, Bancoldex, debido a la crisis que se presenta en la región por el cierre total de la frontera colombo-venezolana. El monto que solicita es de $200.000 millones, los cuales se destinarán a la modernización de empresas de todos los sectores “para minimizar los efectos del cierre total de frontera e impulsar el crecimiento económico de la región”.

Respecto a estas afirmaciones, Felipe Muñoz, gerente de frontera, indica que “desde el Gobierno Nacional hemos venido haciendo presencia en la frontera. Cada viernes vamos al sitio para saber cómo se encuentra y mitigar la situación (...) El gobierno está evaluando las propuestas que se crearon en la reunión y en los próximos días daremos una respuesta, todo esto en beneficio de ayudar a la región”.

Los mandatarios de Norte de Santander, aunque no tienen mucha esperanza, siguen esperando el plan.

Este domingo, 14 de abril, Cúcuta volverá a ser el centro de atención por la visita que hará a la ciudad el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, con el objetivo de acrecentar la presión frente al presidente venezolano Nicolás Maduro. Se espera que en la reunión el presidente, Iván Duque, presente el Plan de Impacto para mitigar los efectos generados por la crisis migratoria y el cierre de frontera colombo-venezolana.

Esta estrategia contempla más de 50 medidas que comprometen a un equipo del Gobierno conformado por 32 directores y altos funcionarios, en cabeza de la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez.

849392

2019-04-13T21:30:47-05:00

article

2019-05-09T16:41:07-05:00

mahernandez_262000

none

María Hernández Cárcamo / [email protected]

Nacional

¿Para qué sirvió el megaconcierto de Cúcuta?

49

11634

11683