Paro camionero: una protesta que pega por todas partes

La huelga del gremio de transporte de carga no solo ha afectado a sectores con los que tiene relación directa. Hasta el fútbol profesional ha vivido los estragos de una situación que aún no ve fin.

Tres partidos de la tercera fecha de la Liga Águila fueron aplazados. Archivo.

Los efectos de la protesta que llevan a cabo los transportadores en el país, que completa hoy 37 días, han desbordado límites y no solo han causado afectación en los sectores económicos con los que tiene relación directa.

Si bien, representantes de varios gremios, como el de comerciantes y productores de alimentos, han advertido de las millonarias pérdidas que ha causado la inmovilización, que, además, ha motivado los incrementos de los precios de muchos productos de la canasta familiar en las principales centrales de abastecimiento del país, otras actividades, que parecieran no tener ninguna relación con los transportistas, se han tenido que detener.

Fútbol profesional: como medida preventiva, la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) aplazó tres partidos de la tercera fecha de la Liga Águila, debido a que los clubes protagonistas de estos compromisos deportivos (Alianza Petrolera vs. Boyacá Chicó, Patriotas vs. Junior, Pasto vs. Millonarios) debían hacer trayectos por tierra para llegar o salir de ciudades como Tunja o Pasto, vecinas de territorios donde se concentra gran parte de la actividad de protesta.

Transporte de pasajeros: la terminal de transportes de Boyacá se vio obligada a suspender operaciones. Los conductores de los buses intermunicipales se han negado a realizar viajes hacia Bogotá y Bucaramanga, principalmente, por falta de garantías de seguridad para ellos y los usuarios.

Algo parecido ocurre en la terminal de transportes de Bogotá, en donde el servicio intermunicipal hacia Boyacá quedó suspendido en un 90 %. La situación ha obligado a los viajeros a permanecer muchas en la termina, incluso, pernoctar a la espera de transporte.

Turismo: aunque por parte de la dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional no hay una instrucción que les diga a los ciudadanos que eviten movilizarse, los bloqueos han prevenido a varios viajeros, sobre todo a regiones turísticas como Boyáca, que cuenta con ciudades como Villa de Leyva o Paipa.

Según información de esta autoridad, no hay bloqueos permanentes y, en su mayoría, las concentraciones de los camioneros se hacen a un lado de las vías o en parqueaderos, además de que el paso a particulares no es restringido por estos.

En este momento, las regiones que han tenido mayor movimiento son Sogamoso, entre la vía Tunja-Duitama e Ipiales, y la vía de Rumichaca y Pasto.