Con paro cívico, La Guajira recibirá al presidente Santos

El mandatario tiene previsto visitar algunas de las poblaciones más afectadas por la sequía.

Este viernes y ante el anuncio de la visita del presidente Juan Manuel Santos al departamento de La Guajira –donde tiene previsto recorrer las poblaciones más afectadas por la sequía- los pobladores anunciaron un paro cívico.

Así lo confirmó el presidente del comité de ganaderos de Riohacha, Rubén Fuentes Aragón, quien considera que el gobierno no ha hecho lo suficiente para atender la grave emergencia ambiental que se está generando en la zona por la falta de agua.

“Le espera el presidente de la República en La Guajira es el anuncio de un paro cívico departamental de carácter indefinido que se va a desarrollar a partir del lunes 11 de agosto, desde la hora cero”, dijo el dirigente a Blu radio.

Según Fuentes Aragón en esta movilización estarán presentes los ganaderos, educadores, indígenas y en general todos los guajiros que reclaman mayor acción por parte del Gobierno.

La fuerte sequía que desde hace unos meses padecen varios departamentos de Colombia ha afectado a 17.000 hectáreas de arroz, según un estudio difundido por la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz).

El gremio alertó que la situación más complicada la padecen los cultivadores del Bajo Cauca (Antioquia), en donde se han visto afectadas 12.108 hectáreas del cultivo, lo que significa una pérdida de 17.833 millones de pesos (9,4 millones de dólares).

"Una situación aún más difícil que la padecida por los arroceros del departamento del Cesar y la Guajira (en el norte del país) se presenta en la zona del Bajo Cauca, que comprende áreas cultivadas en los departamentos de Sucre, Córdoba, Bolívar y Antioquia", manifestó Fedearroz en un comunicado.

En el Bajo Cauca, el Cesar y la Guajira se estima que han sido afectadas 16.969 hectáreas, lo que supone pérdidas por 30.121 millones de pesos (15,9 millones de dólares).

Fedearroz advirtió además que "la economía de la región se verá impactada por los ingresos que se pierden, estimados en 76.300 millones de pesos (40,3 millones de dólares), por las cerca de 83.000 toneladas de arroz que dejarán de venderse".

El gerente general de Fedearroz, Rafael Hernández, manifestó que por este fenómeno se dejarán de sembrar 20.300 hectáreas de arroz en lo que resta del año, lo que afectará a 48.594 personas empleadas de forma directa o indirecta por el sector.