“Nosotros no podemos dar esa orden”: Alcaldía Bucaramanga sobre militarización

Noticias destacadas de Nacional

Mientras en la ciudad se presentan plantones en varios sectores, denuncias en redes sociales registran despliegue de militares en el centro comercial Cacique. Sin embargo, la alcaldía comunicó que no tienen la facultad de ordenar esa acción.

En un video que circula en redes sociales se observa cuando hombres del Ejército descienden de un camión que está parqueado frente a una de las entradas del centro comercial Cacique, el más grande de Bucaramanga. La alcaldía comunicó que no tienen la facultad de ordenar la militarización de la ciudad. A esta hora se realiza un consejo de seguridad en el que participan los alcaldes del Área Metropolitana de Bucaramanga y el gobernador de Santander.

Las denuncias de militarización no llegan únicamente desde la capital santandereana. Según usuarios de redes sociales, en el sector de Cañaveral, Floridablanca, también estarían desembarcando militares. En ese mismo barrio se presentaron en la noche de ayer, 3 de mayo, enfrentamientos entre la fuerza pública y los manifestantes.

Estas denuncias se suman a las que el Equipo Jurídico Pueblos ya había hecho señalando la militarización que desde la noche del lunes se estaba dando en algunas vías de la capital.

Floridablanca fue el centro de movilizaciones en esta región del país el lunes 3 de mayo. En este municipio las organizaciones de derechos humanos y denuncias ciudadanas realizadas por redes sociales, evidenciaron posibles abusos cometidos por agentes de la Policía y miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Pese a la delicada situación de orden público que se presentó en este municipio, fuentes consultadas por El Espectador confirmaron que en el PMU de la zona metropolitana no hizo presencia el alcalde del municipio Miguel Moreno, y que las decisiones fueron tomadas por el gobernador del departamento, Mauricio Aguilar.

Según la organización Equipo Jurídico Pueblos, que ha acompañado las manifestaciones desde que iniciaron el 28 de abril, en la noche del 3 de mayo se presentaron diversas agresiones en contra de los manifestantes por parte de los miembros de la fuerza pública. Según el equipo de derechos humanos, dos de los casos más graves se presentaron en el barrio Ciudad Valencia, ubicado en el centro de Floridablanca, cuando contenedores de gas lacrimógeno disparados por el Esmad impactaron en el rostro de dos jóvenes. Los afectados fueron llevados hasta centros médicos para ser atendidos.

El gobernador Aguilar pidió respeto por las instituciones y por los manifestantes, pero aclaró “no podemos caer en esos actos de provocación, de vandalismo, a esos actos de intolerancia que lo único que generan es violencia, donde tanto los unos como los otros se pueden ver perjudicados y eso es lo que queremos evitar al máximo en todo nuestro departamento y sobre todo que no vaya a haber personas lesionadas, fallecidas como se han visto en estos hechos de violencia”.

Comparte en redes: