Paz y derechos humanos, entre las peticiones de la minga nacional

Son más de 100.000 indígenas provenientes de Cauca, Huila, Valle del Cauca, Nariño, Putumayo, Tolima y la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca –ACONC-. El Gobierno ha hecho un llamado para que no se bloqueen las vías.

Más de 100.000 indígenas se han unido a la minga.Tomada de @ONIC_Colombia

La Minga por la Vida realizada, como han dicho las organizaciones indígenas en distintas, para exigir al Gobierno que se cumplan los acuerdos con las Farc inició este lunes. Pero, además de este, hay otras peticiones hechas por los pueblos indígenas, entre las que se encuentran las que se refieren a los temas de: garantías y derechos humanos, territorio y medio ambiente, paz con justicia social y acuerdos incumplidos.

En el pliego de peticiones, la minga explica que, durante 2017, la seguridad de las comunidades indígenas ha estado en riesgo. Pone como ejemplo que, según la Cumbre Agraria Campesina y Popular, en lo que va el año han sido asesinados 107 líderes sociales, a lo que se suma la masacre de campesinos en Tumaco el pasado 5 de octubre, el asesinato de varios líderes indígenas en Chocó y “el desplazamiento por las confrontaciones armadas que persisten en muchos territorios”.

(Lea aquí: Más de 100.000 indígenas inician minga nacional).

Así las cosas, en temas de garantías y derechos humanos, el pliego de la Minga exige al Gobierno que, en el plazo de un mes, se comprometa en “la formulación y concertación de un decreto que contenga un programa especial de protección individual y colectiva acorde con a la diversidad étnica, cultural y geográfica y las formas ancestrales de control social”.

En el tema de víctimas, la minga pide, entre otras cosas, que se definan los métodos de financiamiento, que haya un porcentaje del fondo de víctimas destinado a la reparación de los pueblos indígenas y que se cree “coordinación nacional étnica para incorporar el componente diferencial y garantizar los derechos de los grupos étnico en los procesos de implementación, ajuste y reformulación de la política nacional de atención y reparación de víctimas”.

(Le puede interesar: Eln asume responsabilidad en crimen de gobernador indígena en Chocó).

Sobre territorio y medio ambiente, como lo hace desde hace tiempo, la minga exige que se reconozca la autonomía de las comunidades indígenas en sus territorios, además, que se “garantice la conformación y el funcionamiento de la Comisión Nacional Ambiental Indígena como escenario para concertar la agenda ambiental”. Además, que se legalicen las tierras y que haya inversión estatal en ella y, en esa misma línea, que se cumplan las órdenes de las sentencias emitidas por los jueces de restitución de tierra.

En cuanto a la paz, uno de los más espinosos temas por las dificultades en la implementación,en el pliego se ha pedido al Gobierno que se garantice el cumplimiento de lo acordado, sobre todo, en lo que tiene qué ver con el capítulo étnico de los acuerdos de La Habana. También que haya “unas metas concretas en materia de participación indígena en el Fondo de Tierras, en los procesos de formalización de la propiedad, y en los Planes Nacionales que acompañarán a la Reforma Rural Integral”. Y, por último, que se permita la participación de las comunidades indígenas en los diálogos con el Eln, un asunto coyuntural, si se tiene en cuenta que hace unos días esta guerrilla asesinó a un gobernador indígena en el Chocó.

(También: Nuestro territorio es un campo de batalla: Awás de Tumaco).

Ante el inicio de la minga, el Gobierno Nacional se pronunció haciendo un llamado a los más de 100.000 indígenas que han salido a las carreteras para protestar, pidiendo que no se bloqueen los corredores viales. “Insistimos en la disposición de dialogar con las comunidades indígenas y avanzar en el cumplimiento de lo acordado, en materia de saneamiento de resguardos, proyectos productivos, educación y salud propia”, asegura el comunicado.

Los indígenas que iniciaron la denominada Minga por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Paz y el Cumplimiento de los Acuerdos son provenientes de los departamentos de Cauca, Huila, Valle del Cauca, Nariño, Putumayo, Tolima y la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca –ACONC-. Los representantes de la minga han dicho que “le seguimos apostando a una paz completa, estable y con nosotros. Sin embargo, vemos con tristeza y preocupación que a pesar de los acuerdos de paz y el cese al fuego, la violencia no para”.

Temas relacionados