Petroleras defienden que cancelación de contrato a trabajadores fue por fuerza mayor

La Unión Sindical Obrera USO en Arauca señaló que cerca de 500 trabajadores fueron despedidos, en lo que calificaron como “masacre laboral”.

Archivo particular

 Después de que la Unión Sindical Obrera USO, en Arauca, denunciara que cerca de 500 trabajadores petroleros habían sido despedidos “arbitrariamente” por petroleras como la firma estadounidense Occidental, la compañía no tardó en defenderse. (Vea: Despido masivo de trabajadores petroleros, denuncia sindicato

Según han señalado a los medios voceros de Occidental Petroleum Corp. el asunto no se trató de un despido masivo, como han señalado los sindicatos, sino de una suspensión de varios contratos por fuerza mayor debido a la paralización de bombeo de crudo del campo Caño Limón, motivada por múltiples atentados a la infraestructura.

Las petroleras confirmaron que la escalada de atentados tiene suspendido el bombeo y que para hoy hay 980.000 barriles almacenados en la infraestructura petrolera y esta está muy cerca de superar su capacidad máxima.

La compañía ha reiterado que se trata de una declaratoria de fuerza mayor -una figura legal que evita a las empresas demandas por incumplimientos contractuales- sin embargo indicó que una vez se logre reestablecer las actividades los empleados podrán retornar a sus puestos habituales.

Casi 30 ataques se han registrado en los últimos meses perpetrados principalmente por las Farc y el Eln, dejando millonarias pérdidas estructurales. Se ha tenido que invertir además en planes de contingencia con el fin de evitar problemas en la producción, por lo que el Ministerio de Defensa ha reconocido la necesidad de reforzar la seguridad en la zona.

“Es nuestro deber fortalecer la presencia de las autoridades y, en el caso de Arauca, se hará incremento de pie de fuerza el próximo mes para elevar la capacidad de protección. Además se harán esfuerzos adicionales en todas las áreas que impliquen protección de la infraestructura”, indicó el ministro de defensa Juan Carlos Pinzón.

Ministerio de Minas y Energía ha reiterado que este oleoducto no solo es estratégico para el sector petrolero sino también para la generación de empleo para habitantes de la zona, que hoy se estarían viendo afectados por los ataques guerrilleros.