Empleados de Uniautónoma completan dos semanas de plantón por despidos masivos

Noticias destacadas de Nacional

El sindicato de funcionarios del centro educativo de Barranquilla, que pasan sus días conviviendo en carpas, exigen una respuesta pronta de las directivas de la institución pues alegan que 253 personas han perdido su empleo en el último mes de manera injustificada.

Decenas de trabajadores de la Universidad Autónoma del Caribe, sede Barranquilla, llevan dos semanas al frente de las instalaciones del campus alegando que en el último mes más de 200 funcionarios de la institución han tenido suspensiones en sus contratos de manera injustificada y 253 más fueron despedidos. El colectivo de personas está asentada día y noche en un par de carpas, a las que denominaron “carpa del hambre”.

Además de exigir respuestas prontas por parte de las directivas, los miembros del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma del Caribe en Barranquilla solicitan la intervención de autoridades nacionales para mediar el conflicto y dar soluciones.

“Nosotros solicitamos al Estado y al Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Educación, que actúe frente a las irregularidades de la acción por parte del representante legal, Mauricio Molinares, en cuanto a las suspensiones de contrato, dado que estás no han sido autorizadas por el Ministerio del Trabajo”, alega Nataly Álvarez, presidenta del sindicato.

También le puede interesar: Condenan a Silvia Gette, exrectora de la Uniautónoma, por caso “autopréstamos”

A pesar de las difíciles condiciones climatológicas que han tenido que resistir en medio de la protesta, desde el colectivo aseguran que se encuentran bien de salud y que “las carpas estarán puestas de manera indefinida, hasta tanto no se le dé solución a la problemática que hoy enfrentan los trabajadores de la Universidad Autónoma”.

Mauricio Molinares, representante legal de la institución, asegura que ninguna persona ha sido apartada de su cargo y menos de manera injustificada. Sin embargo, no es un secreto que las finanzas de Uniautónoma están en números rojos. Según dice el mismo Molinares, el déficit de la universidad en 2019 cerró en 3.754 millones de pesos y se teme que para este año la cifra no mejore por los efectos de la pandemia.

La universidad en los últimos años ha estado envuelta en casos de corrupción, que volvieron a dar de qué hablar este martes, cuando fue condenada su exrectora, Silvia Gette, quien paga una condena de nueve años de prisión por un escándalo de autopréstamos en el que se apropió de más de un millón de dólares.

En esta ocasión, el juez delegado determinó que la antigua rectora de la institución es culpable por ese delito, ya que estos dineros los habría usado para pagar, entre otras, sus obligaciones tributarias y personales, así como los honorarios de su abogado.

Como informó este diario, Gette también tiene otro proceso por el homicidio del ganadero Fernando Cepeda, que hace un par de meses revivió la Fiscalía.

Comparte en redes: