Población teme un nuevo ataque guerrillero en el Catatumbo

Por los recientes atentados hay mayor presencia del Ejército en la zona.

Alcaldía de Teorama

En la vereda del Aserrío de Teorama en Norte de Santander, los habitantes temen un nuevo ataque guerrillero por el aumento de la Fuerza Pública en los últimos días, sobre el casco urbano de la zona.

De acuerdo con el alcalde del municipio, Eliud Camargo “en la zona nunca ha existido una base militar”, pero en los últimos días se ha aumentado la presencia de uniformados debido a las reparaciones que se adelantan en un tramo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, tras un ataque perpetrado por las Farc.

El ataque, que ocurrió el pasado 17 de junio en la vereda La Cristalina en el municipio de Teorama, causó la voladura de un tubo del oleoducto Caño Limón-Coveñas que produjo un incendio de gran magnitud que dejó siete personas lesionadas, 12 viviendas incineradas y 50 familias afectadas.

En el casco urbano de la vereda del Aserrío, permanecen alrededor de mil uniformados, que según informó Camargo suelen estar en los cerros y laderas cercanas al casco urbano, pero no en la zona donde vive la mayor parte de la población civil.

Por lo que se han suspendido las clases y se ha alterado el comercio en la vereda, ante el temor que alguna de las guerrillas en la zona pretenda atacar a los uniformados en el lugar y de paso se afecte a la población civil.

La comunidad pide al gobierno nacional retirar a los uniformados del casco urbano del municipio, con el fin de devolver la tranquilidad y la seguridad de quienes viven en la región, según informó el mandatario de Teorama.

En la zona hacen presencia guerrilleros del ELN y EPL, así como el Frente 33 y la Compañía Móvil ‘Resistencia Barí’ de las Farc.