Poca protección a mujeres desplazadas

Acceder a los servicios de salud o lograr justicia y protección puede convertirse en una tarea imposible para las mujeres desplazadas del país.

Más de dos millones de mujeres en el país han sido víctimas del desplazamiento forzado.
Más de dos millones de mujeres en el país han sido víctimas del desplazamiento forzado.

Así lo reveló un informe publicado ayer por la ONG Human Rights Watch, donde se alerta sobre la difícil situación que padecen los más de dos millones de mujeres desplazadas por la violencia en Colombia.

El informe, que recoge las experiencias de 80 mujeres y niñas desplazadas de cuatro ciudades y los testimonios de más de 100 funcionarios relacionados con el tema, advierte que pese a los intentos de mejorar las políticas y los programas para afrontar la violencia sexual y de género en el país, cuando una mujer es víctima de alguno de estos flagelos, a la hora de buscar ayuda lo primero que encuentra son obstáculos.

La situación es bastante preocupante si se tiene en cuenta que, como resalta la ONG, “las dificultades del desplazamiento se ven agravadas por experiencias traumáticas como violaciones sexuales y violencia doméstica”. Según una encuesta realizada en 2011 y retomada por la investigación, casi el 48% de las mujeres desplazadas señaló ser víctima de agresiones en su hogar y el 9% reconoció haberlo sido de violación por una persona distinta a su pareja.

Sin embargo, lo que encontró la ONG fue un panorama poco alentador: a la hora de buscar servicios médicos, a las mujeres se les niega la atención o deben soportar la demora. Sumado a esto, algunos trabajadores de la salud consultados por Human Rights Watch reconocieron que no tienen conocimientos para atender de casos de violación o violencia doméstica y no saben cómo tratar a las víctimas. Como resultado de la demora en la atención, en varios casos, las mujeres no pudieron evitar embarazos por violaciones o infecciones de transmisión sexual.

Lo mismo pasa cuando se busca justicia. Según el estudio, pese a que Colombia tiene “uno de los marcos jurídicos más avanzados de la región para abordar la violencia contra mujeres y niñas”, su implementación es insuficiente y rara vez se logra que los agresores sean juzgados.

Actualmente está en trámite en el Congreso un proyecto de ley que fomentaría el acceso a la justicia para las víctimas de violencia y que las mujeres reciban atención en sitios accesibles donde se garantice su seguridad y privacidad. Para Amanda Klasing, experta en derechos de la mujer de Human Rights Watch, “el desafío será asegurar su implementación efectiva”.

387051

2012-11-14T20:47:46-05:00

article

2013-11-04T10:31:38-05:00

ee-admin

none

Redacción Vivir

Nacional

Poca protección a mujeres desplazadas

38

2387

2425