Podrían llegar a ser un millón los colombianos afectados por virus del Chikungunya

La advertencia la hizo el senador y médico Jorge Iván Ospina.

Desde el Congreso de la República crecieron las alertas sobre la actual situación del país tras el virus del Chikungunya.

El senador y médico Jorge Iván Ospina dijo que Colombia se encuentra expuesta a una descontrolada epidemia causada por el virus del chikungunya. Durante un fuerte debate de control político que el Senador realizó en el mes de septiembre de 2014 al Ministro de Salud Alejandro Gaviria, Ospina advirtió sobre la gravedad y alcance de la epidemia, si no se tomaban las medidas necesarias para prevenir, contrarrestar y reducir la propagación del virus en las regiones. Hoy son 74 mil personas las afectadas por el chikungunya y podrían llegar a ser 1 millón, afirma el Senador.

"Cerca de 26 millones de colombianos se encuentran expuestos a la picadura del zancudo portador del virus, de tal manera que en la medida en la que el vector este circulando, mayores probabilidades de propagación hay en el país. Sumado a esto, la pobreza y abandono que viven las regiones en donde se ha identificado la presencia del virus, facilitan el crecimiento de reservorios, que permiten la incubación a gran escala del zancudo portador del virus", señaló el congresista de la Alianza Verde.

“Como están las cosas, fácilmente podríamos llegar a un millón de casos de infectados, dado que nos encontramos en temporada de verano, donde muchos viajeros vendrán de las zonas donde hoy está la epidemia hacia el interior, extendiendo la epidemia del chikungunya en el país. El Gobierno ha tenido grandes titulares pero poca acción en lo local y lo regional y esto no es una tarea de médicos, es una tarea con amplia participación ciudadana para controlar al zancudo, que es el que transmite el virus del chinkungunya”, recalcó.

De acuerdo al médico, la propagación del virus se controla evitando las acumulaciones de agua, utilizando protector y fumigando cuando el número de zancudos es excesivo. “Se necesita conciencia y ayuda por parte de los alcaldes, los gobernadores, las secretarías municipales y departamentales de salud para poder actuar. Aunque el chikungunya no genera una alta tasa de mortalidad, si genera un riesgo fundamental de dolor crónico, y los pacientes pueden verse afectados hasta dos años después con dolores articulares, de caderas, rodillas, codos, etc., producto de la crisis que genera este virus. Lo fundamental es que el Gobierno Nacional actué de inmediato, y comprenda que viene un proceso de verano de 3 meses, en donde habrá mayor propagación del zancudo y de infectados en el país”, insistió.