Polémica por sacerdote que no quiso realizar un entierro

Sin embargo, el párroco dijo que ofició la misa de manera gratuita.

El párroco Luis Guillermo Parra, de la iglesia San Luis Gonzaga del municipio de Sevilla (Valle), ha sido el blanco de las críticas y protestas por parte de su comunidad, quien lo señala de haber cobrado la sepultura de un hombre, identificado como José Hernán Bedoya, comerciante que murió víctima de un robo en el municipio de Caicedonia.

De acuerdo a la comunidad, el párroco se negó a hacer el sepelio del comerciante debido a que a la familia del fallecido le hacía falta dinero para pagar la sepultura en el cementerio. El sacerdote explicó que el reposo en el campo santo tiene un costo que deben asumir la familia.

Por su parte, la esposa del comerciante dijo que no ha recibido ningún tipo de apoyo o auxilio. “Desde el viernes le estamos rogando y humillándonos a que nos colabore con el prado y no quiere, no quiere”, manifestó en Noticias Caracol, Sirley Garzón, esposa del difunto.

De igual modo, añadió “el párroco dijo que en menos de 245 mil pesos no lo dejaba enterrar y ya conseguí la plata. Pero, ya no quiere dejar enterrarlo y ahora nos pide 350 mil pesos”.

El cura manifestó al medio televisivo, que ofició la misa de manera gratuita, pero “así como resulta dinero para el vicio y para el trago, resulta para hacer las exequias”.

El comerciante fue sepultado al finalizar la tarde de este miércoles, tras la presión que generaron los medios de comunicación en el municipio.